Derrota por no saber catalán

  • Derrota por la mínima (72-76) del Fundación Globalcaja La Roda ante el Real Canoe, histórico club deportivo de la capital, que aguantó tras un gran primer cuarto el embate de los rodenses
09 noviembre 2015

El baloncesto, a medida que se sube de categoría, es una ciencia cada vez más exacta. Eso hace que los detalles tácticos tengan una importancia crucial a la hora de decidir los encuentros. El grupo B de Liga EBA está demostrando desde la primera jornada una igualdad extrema entre los equipos, y esos pequeños detalles que comentamos decantan la balanza final del partido hacia un lado u otro.

Al igual que pasó el fin de semana anterior en Torrelodones, la influencia de un solo jugador fue suficiente para desequilibrar el ritmo inicial del choque, y ese desequilibrio lo pagamos hasta el final, a pesar del derroche de esfuerzo de los jugadores rodenses.

Llegaba el sábado el Real Canoe dándonos pistas de quien era su jugador más FUERTE, pues lo lucía claramente encima del número “9” de su camiseta, aunque claro, lo ponía en catalán (FORT) y quizás por estos lares no captamos el detalle. Tan fuerte demostró ser que su entrenador apenas le sentó cinco minutos en el banquillo.

Un mínimo estudio previo del rival habría corroborado esa pista. Un jugador ofensivo puro, curtido en LEB durante sus mejores años, porcentajes por encima del 50 por ciento en tiros libres y de campo, con valoraciones de más de 20 en todos los partidos.

Dado que muchos equipos este año tienen algún jugador de estas características, el Fundación Globalcaja debería tener especialistas defensivos para cortar el ritmo de estos jugadores desde el inicio, sabedores de lo importante que es no dejarles entrar en juego el mayor tiempo posible y cansarles con una defensa pegajosa y con faltas si hace falta. Si bien es verdad que Fort acabó el partido con 12 faltas recibidas, muestra de su influencia en el juego, lo cierto es que la mayoría se produjeron bien avanzado el partido, cuando el jugador ya estaba caliente. Pero 14 de sus 21 puntos los había anotado ya en la primera mitad. Con su 29 de valoración y el acierto de sus compañeros en el tiro exterior les bastó para conseguir la renta suficiente y aguantar hasta el final.

Por los locales asistimos al despertar de Z Jones. Los minutos que compartió pista en la primera mitad con Sergio Hervás fueron un revulsivo para sacar a los nuestros de su espesor en ataque y poner las bases de la remontada. Nuestros directores de juego acabaron finalmente el partido como máximos anotadores de su equipo.

El público respondió de nuevo y con un pabellón casi lleno no dejó de animar a su equipo hasta el final. Parece que el baloncesto está calando entre los rodenses, fruto de una labor paciente y continuada del club.

El próximo sábado derbi comarcal a 30 minutos de La Roda ante el Globalcaja Quintanar, líder invicto de la categoría. Se espera un dispositivo especial de tráfico en la carretera de Tarazona para el desplazamiento de nuestra afición. Hagamos que nuestro equipo se sienta como en casa y abra el tarro de las victorias a domicilio. El choque en el pabellón Ángel Lancho a las 18:00 horas.

Comparte con tus amigos










Enviar