Debut agridulce

  • El Fundación Globalcaja La Roda debuta con derrota ante el filial del Gran Canaria pero dejando buenas sensaciones (68-65)
19 octubre 2015

Partieron las huestes rodenses de la canasta este viernes a luchar contra los elementos con su recién estrenado uniforme y sin más armas que su trolley de mano color pistacho escaso de ropa pero cargado de ilusión por empezar con buen pie en la presente campaña.

Qué peor escenario para nuestros soldados de secano que un intento de conquista allende los mares, allí donde todavía es verano y donde la humedad entumece los huesos ya acostumbrados al incipiente y seco frío de otoño. Creyeron que la fortuna que envuelve las islas les sonreiría, ignorando que no hay mayor aliado con ella que los propios canarios.

El análisis de inteligencia (lo que en baloncesto se llama scouting) previo al partido era cosa de la familia Blázquez, con un integrante en cada bando, pero ya se sabe que el espionaje con la familia de por medio nunca ha sido muy fiable. Poco más se sabía por estos lares del enemigo, salvo una doble derrota en un duelo nunca amistoso canarión-chicharrero con el otro gallito insular de la categoría.

Esta liga EBA es un lugar donde los equipos contrarios no son lo que parecen. El grupo donde nos ha tocado lidiar este año alberga a cuatro equipos filiales de otros tantos de la Liga Endesa, cuyo nivel está muy por encima de la media de Liga EBA. El análisis de la plantilla que se enfrentó este sábado al Fundación Globalcaja La Roda arroja datos significativos.

De partida no contaba con la presencia del internacional letón Anzejs Pasecniks, quien jugó con su selección el pasado Eurobasket, a quien se veía en la mañana del domingo en el banquillo del Herbalife Gran Canaria de Aito Garcia Reneses en la paliza al Bilbao Basket a domicilio. Igualmente, los jugadores Joaquín Portugués y Mouhamed Barro formaron parte el pasado año del primer equipo en varias ocasiones llegando a disputar partidos en Eurocup, donde los canarios llegaron a la final. Para colmo contaron con el talento del base Berni Hernández, con amplia experiencia ACB y el georgiano Willy Isiani, que hizo la pretemporada con el primer equipo y también participó en Eurocup el pasado año.

A pesar de la calidad de los canarios, La Roda plantó cara hasta el final y la derrota 68-65 deja un sabor agridulce. Fue un cocktail de inexperiencia y ganas, donde el primer ingrediente se paladeaba más que el segundo, a pesar de que Toboso no dejara de agitar para cambiar la mezcla. La fuerza de nuestros bases se diluyó en las aguas del Atlántico dejando a Z con un cero de cinco en triples y a Sergio Hervás con un cero de seis en tiros de campo, y a todo nuestro equipo con un paupérrimo 29% de acierto en tiros libres. El buen debut de Chema López, jugador con más minutos en cancha, y las tablas de Miguel Raez y Manolo Blázquez no fueron suficiente para dar la campanada.

Pero se pudo haber dado, y eso es lo que importa. El próximo sábado a confirmar las sensaciones en el debut ante la afición rodense. Nos visita el Eurocolegio Casvi de Villaviciosa de Odón, que viene de perder esta primera jornada en casa ante el Globalcaja Quintanar.

Comparte con tus amigos










Enviar