Goleada para respirar

  • La Roda se olvida de sus últimos resultados y golea al filial azulón en una extraordinaria segunda mitad
  • Los rojillos regresan a la senda de la victoria después de seis jornadas
Etiquetas: · ·
12 octubre 2015
LA RODA CF
3
GETAFE B
0
LA RODA CF
Arellano, Pablo García, Aitor Arregui, Ramón, Héctor (Sufian, 27′), Oca, Samu, Espínola (Guti, 66′), Óscar Martín, Abengózar (Iván Moreno, 62′) y Megías.
GETAFE B
Olmedo, Miguel Ángel, Villalón, Carbonell (Tomás, 60′), Noblejas (Poncelas, 83′), Barahona (Theo, 67′), Gustavo, Saura, Borja Galán, Ian y Arcas.
ÁRBITRO
Fernández Fernández (Extremadura). Amonestó a Espínola por La Roda CF, y a Miguel Ángel y Borja Galán por el Getafe B.
INCIDENCIAS
Municipal de La Roda. Octava jornada del Grupo II de Segunda División B.

Como agua de mayo. Así ha llegado esta victoria al seno de un conjunto rodense que veía cómo tras unas cuantas jornadas disputadas la presión comenzaba a hacer mella en su seno. El Getafe B se presentaba como una amenaza por aquello de tratarse de un conjunto filial de un equipo de primera y también por andar metido en los mismos líos que su anfitrión en el día de hoy pero lo cierto es que el conjunto madrileño ha servido a los de Mario Simón como un perfecto bálsamo reparador de todos sus males.

Lo cierto es que tampoco ha sido nada fácil, sobre todo durante la primera mitad en la que las fuerzas se mantenían muy igualadas y el Getafe se mostraba capaz de controlar con relativa comodidad las embestidas de los jugadores locales.

Así y todo La Roda fue capaz de meter el miedo en el cuerpo cada vez que se acercaba a las inmediaciones de la meta defendida por Olmedo.

Óscar Martín probaba suerte sin fortuna al poco de comenzar el encuentro y Oca buscaba la escuadra, también sin éxito,tras una meritoria triangulación de los jugadores rojillos.

El Getafe se dedicaba a verlas venir y mientras, La Roda hacía lo posible por cobrar ventaja antes del descanso y así adquirir un plus de tranquilidad que le facilitara su objetivo.

En ese empeño, Megías buscó como aliado a Abengózar pero el centro del murciano lo desaprovechó de manera incomprensible el 7 rodense cuando lo tenía todo a su favor para batir a Olmedo.

En este punto comenzó a emerger la figura de un jugador que terminaría siendo determinante en el devenir del partido: Óscar Martín, en adelante Óscrak Martín, y que firmó una de las últimas acciones de peligro de la primera mitad al estrellar en la cruceta un disparo ejecutado desde la frontal del área.

SEGUNDA PARTE

Los segundos cuarenta y cinco minutos supusieron el certificado de defunción de un Getafe B, convertido en un juguete en manos del conjunto rojillo, amo y señor a lo largo y ancho de todo el segundo tiempo, hasta el punto de reducir a la más absoluta invisibilidad al conjunto de José Luis Navarro.

La Roda puso en marcha su maquinaria ofensiva y dispuso un tridente formado por Oca, Óscar Martín y Megías que trajo por la calle de la amargura a la defensa rival.

El ex del Linense aprovechó un servicio de Ramón para poner por delante a su equipo en una acción plena de calidad y eficacia. La Roda acumulaba ocasiones y era cuestión de tiempo que el marcador se ampliara. Abengózar y Sufian se apuntaban a la empresa de liquidar el partido con dos acciones en menos de un minuto pero no lograron conseguirlo; tarea que si llevó a cabo Megías que aprovechó un magistral pase al hueco de Óscar Martín para establecer el 2-0 y poner así tierra de por medio con su rival.

Las acciones de peligro se sucedían de manera continuada, una y otra vez, en las botas de Óscar Martín o en la cabeza de Arregui aunque allí aparecía Olmedo para evitar malos mayores.

La sentencia llegaba a diez minutos del final como colofón a un gran partido de Óscar Martín, que se encargó de anotar el tercero tras un pase de Iván Moreno y que necesitó de un doble esfuerzo para batir a un batallador Olmedo.

En los instantes finales Oca dispuso de una buena ocasión para haber hecho el cuarto después de una magnífica acción personal y además el colegiado del encuentro Fernández Fernández mandó al limbo un clarísimo como intranscendente penalti a favor del conjunto local que no consideró oportuno pitar.

Comparte con tus amigos










Enviar