Vuelve el baloncesto

  • Ya ha debutado el nuevo Fundación Globalcaja La Roda, que arrancará de forma oficial a mediados de octubre en la bien merecida Liga EBA y con refuerzos foráneos de altura
22 septiembre 2015

Fin de semana intenso de baloncesto para cerrar el verano. Hipnotizados aún por el puñetazo en la mesa de la selección nacional, precisamente ante la mayor concentración de gabachos conocida bajo el techo de un recinto deportivo y con Napoleón removiéndose en su tumba del Palacio de los Inválidos, nuestras mentes andaban igualmente ocupadas con el debut del flamante equipo local, dispuesto a arrancar a mediados de octubre un nuevo curso en la bien merecida Liga EBA con refuerzos foráneos de altura.

Porque de altura ha sido la apuesta realizada esta temporada. Por nuestras calles pasea, a la vista de todos, el jugador más alto de todas las categorías del baloncesto nacional. El Faro de la Mancha tiene por fin su versión corpórea para regocijo y alboroto de los lugareños y para terror de los cazadores de selfies con móviles sin ojo de pez.

El resultado del partido del sábado era lo de menos. La invasión yanqui tampoco fue para tanto, de momento. Al fin y al cabo, llevan poco más de una semana entrenando juntos, con jet lag y barrera idiomática aún en la mochila. Lo verdaderamente digno de mención fue ver el pabellón casi repleto ante un simple encuentro amistoso de pretemporada y el apoyo continuo del club a las asociaciones locales, como fue el caso de la Asociación de Alzheimer, siempre que se presta la ocasión.

La fiebre del deporte no remite estos días en nuestro pueblo. Dicen que la transmite una oleada de mosquitos que se ha hospedado sin previo aviso en el Parque de la Cañada. La sangre y sudor de los sufridos deportistas que usan el parque este mes de septiembre para subir su hemoglobina es transmitida al resto de mortales rodenses, a quienes, con la sangre del deporte en sus venas, les apremia la necesidad de sentir esa sensación tan agradable que la práctica deportiva produce, aunque sea como meros espectadores.

El ritmo de abonados al equipo de baloncesto local crece al mismo ritmo que las picaduras a un mes del inicio de la competición. Esperemos que las cifras y la ilusión no sean fruto de estos picores pasajeros y que sigan aumentando tras la esperada fumigación. Afortunadamente, la selección nacional ha estado al quite para potenciar la afición rodense por el deporte de la canasta.

Le queda mucho margen de trabajo por delante al Fundación Globalcaja para consolidar un bloque que engrandezca aún más la imagen del deporte rodense. Esfuerzo e ilusión no han faltado para la confección de la plantilla y el club no ha dudado en mantener unos precios más que populares para la calidad que este año se avecina. Dicen que el video promocional amenaza con convertirse en viral en las redes sociales y la Escuela de Baloncesto ya echa humo en su particular pretemporada.

Sirvan estas líneas para felicitar a los flamantes Campeones de Europa y para animar a todos los rodenses a degustar este año la esencia del baloncesto, un deporte en estado puro, sin necesidad de inoculaciones previas y sin rascarse mucho los bolsillos.

Comparte con tus amigos










Enviar