Dos empates que no nos sacan de pobres

  • Reflexión sobre los empates de La Roda CF y el Albacete Balompié en sus respectivos partidos
23 marzo 2015

Suele ocurrir. La misma cosa se observa de diferente manera, dependiendo de una serie de circunstancias. Lo que viene siendo el cristal con el que se mira.

Este fin de semana, nuestros equipos favoritos han empatado. Los dos. La cosa es que, lo del sábado en el Belmonte nos dejó mal regusto y lo que ocurrió ayer por la mañana en el Alvárez Claro, de Melilla, nos puso más contentos. Con matices.

Vamos por partes. Lo del sábado fue una cagada en toda regla. Después de ver al equipo en Girona, no nos imaginábamos que frente al Mirandés pondríamos en juego nuestra versión más ramplona. A los chavales de Terrazas les valió con una disposición táctica que les mantuvo muy juntos de medio campo hacia atrás y una presión sobre la salida de balón del equipo de Luis César. En ese aspecto, pues, ganó el banquillo visitante, sin discusión. Venían a no perder y no perdieron.

Al minuto y medio de empezar el partido, ya vimos que no iba a ser la tarde de Keko. Impreciso en el pase, remiso a la hora de encarar, desafortunado en los centros al área. Nos tiene mal acostumbrados y, suele ocurrir, que muy a menudo ciframos nuestras esperanzas en su acierto. El sábado pasó sin pena ni gloria por un partido que requería desborde por fuera y centros atinados.

Con Keko cortocircuitado, era Samu quien se atrevía por la izquierda. Conseguía llegar pero estaba igualmente desafortunado al ponerla. Así, se imaginarán, Rubén Cruz se iba quedando sin opciones y se tenía que aliviar retrasando su posición para poder entrar en contacto con el balón.

Bueno, que no les vamos a analizar todos los pormenores, que eso ya lo leerían ayer en los periódicos. Vamos a insistir en la oportunidad perdida, en las intenciones, sólo eso, que se diluyeron bajo un manto de agua que terminó por dejar el pasto impracticable. Es verdad que, visto lo visto, digo por ejemplo Betis 1 Leganés 3; Numancia 4 Las Palmas 2; Spórting 1 Recre 1; etc. etc. nadie puede descartar que el próximo sábado, en Zorrilla, arreglemos el desaguisado. Ya les contaré.

La Roda se trae un punto de Melilla

Decía que lo de La Roda C.F. nos dejó razonablemente satisfechos, con matices. Todavía estamos esperando la repetición del golazo de Adrien Goñi, la tele de Melilla no dispone de muchos medios técnicos y hay que estar muy atentos para no perderse el detalle, todo en riguroso directo, eso sí. Bueno, que cuando vimos como pateaba el delantero rojillo, lo primero que se nos ocurrió fue exclamar “pero dónde vas, hombre” y como por arte de magia vimos que el balón, lejos de acabar en el mar de Alborán, se alojó en la portería norteafricana. Acabábamos de empezar.

Al acierto de Goñi le sucedieron una serie lamentable de minutos en los que, ni los unos ni los otros, fueron capaces de dar más de dos pases seguidos. Menos mal que nos estábamos divirtiendo con los comentaristas de su tele. Ay, qué risa.

Empatar con este Melilla no está mal, pero hacerlo a través de la renuncia casi total del balón, nos convierte en equipo de talla menor. Ni con uno más, expulsaron a Conde, fue capaz el equipo de Mario Simón de adueñarse de la situación. Tanto es así, que fueron los azulinos de Melilla quienes manejaron los tiempos e igualaron el marcador y, solamente entonces fue cuando pareció despertar el equipo rojillo, de manera que entramos en sus mejores minutos, con posesión y llegada. Todavía no sabemos qué ocurrió para que el cabezazo de Dani López, sólo como la una, a dos metros de la portería, se marchara por fuera, al limbo de los goles que nunca fueron.

Bueno, que nos tenemos que conformar, siempre que no volvamos a las andadas en nuestro campo. La clasificación sigue apretada por abajo y eso nos concede todas las posibilidades. Otra cosa es que sepamos aprovecharlas.

Comparte con tus amigos










Enviar