Escuelas, árboles y verbenas

  • Artículo sobre aspectos sociales y culturales de La Roda antes del 18 de julio de 1936
Etiquetas:
25 febrero 2015

Tras un breve paréntesis, retomo la tarea que nos ocupa, que es continuar narrando los sucesos de aquellos fatídicos pero también prodigiosos años en La Roda. En el último artículo hablaba sobre lo acontecido en 1934 desde una perspectiva política. Y como adelantaba en el mismo, carecemos de la principal fuente de información para este periodo, que es el libro de Actas de Plenos comprendido entre las fechas de marzo de 1934 a noviembre de 1935. No obstante, existen otras fuentes aunque no tan completas como ésta. Me refiero con ello básicamente a la información que nos aporta el periódico local Agricultor Manchego o a algún dato bibliográfico procedente del libro de Rosa Mª Sepúlveda y Manuel Requena titulado “Del afianzamiento del republicanismo a la sublevación militar”. Puesto que ya me he referido a los cambios y tensiones políticas del momento, nos centraremos en este apartado en el análisis de otros aspectos más relacionados con el ambiente socio-cultural a partir de 1934.

A pesar de los graves problemas políticos y económicos de los años 30, se vive en España una gran efervescencia cultural en todos los órdenes. Sin ir más lejos de La Roda, vemos cómo son innumerables los eventos festivo-culturales que se celebran en esta época. Se proyectan películas, se representan obras de teatro, se rescatan tradiciones perdidas como “Los mayos”, se realizan exposiciones y conciertos, se celebran actividades deportivas, se inaugura una biblioteca y una plaza de toros. Incluso tenemos noticias de que el célebre escritor Pío Baroja, hace varias referencias a La Roda en el reportaje publicado en “Estampa” que lleva por título: “Sobre la ruta del general Gómez por los caminos de España”, destacando la enorme impresión que por ejemplo le causan los “aleluyas”. Según la información extraída del Agricultor Manchego, tan sólo el mes de mayo, concentra una gran cantidad de espectáculos. Se proyectan películas como “La fiesta del Diablo”, “Primavera en Otoño” o “Las galas de la Paramount”. Se celebran festividades diversas como la tracional “Romería de la Virgen” y se recuperan otras como el canto de “Los mayos”. Se intenta ahora rescatar esta “castiza fiesta tan popular y tan simpática que injustamente habíamos olvidado”. En el marco del canto de Los mayos, que se celebra durante dos noches, Andrés García representa la jota manchega “Por el Atajo” siendo aclamado por el pueblo que abarrota la Plaza. Otras personas que intervienen como coristas o cantando folías serán: Antonio Toro, Carmencita Reyes o Maruja Jiménez. Dado el éxito de “Por el Atajo”, se decide representarla en formato de zarzuela en el Teatro local, a cargo de los letristas Alfredo Atienza y Antonio Martínez, y el músico Arturo Alarcón.

Seguir leyendo en el blog II República y Guerra Civil en La Roda.

Comparte con tus amigos










Enviar