Maxima lex maxima injustitia

26 noviembre 2008

Cuando en un programa de televisión preguntan al Diputado Nacional, Sixto González, por Guantánamo y “no sabe, no contesta”, me siento perplejo. La injusticia de Guantánamo es una de las desvergüenzas humanas.

Con la llegada de Obama a la Presidencia de los Estados Unidos de América, muchos sentimos la esperanza de que el candado de la cárcel de la injusticia se rompa. Lo debe romper el respeto a la humanidad.

La ley Bush, al parecer, complica desmantelar Guantánamo. ¿Cómo ha de respetarse la insania? Desempolvad el aforismo: si abunda la ley, campará por sus respetos la injusticia. ¿Cómo puede justificarse “legalmente” la horribilis inhumanitas de Guantánamo?

Hemos de romper ya el candado que vigila la desvergonzada Cárcel.

Sin descanso, pretendemos subir a la cima la dignidad humana. Tal vez sea esa la clave de la felicidad.

Manuel Pérez Castell
Diputado de España por Albacete
http://pcastell.blogspot.com

Comparte con tus amigos










Enviar