La hora del milenio

19 noviembre 2008

La crisis financiera internacional ha contaminado la economí­a real del Mundo. Comenzó la Banca de los Estados Unidos a carecer de fondos y se han vistas afectadas nuestras propias economí­as. Ha quedado demostrado que un problema local exige soluciones globales.

Las rondas de conversaciones en Parí­s, Pekí­n, Bruselas, Washington y próximamente en Londres pretenden encontrare soluciones globales que palien los problemas locales. No son las conversaciones para mantener el mismo sistema de desarrollo del Mundo. No se trata de volver a hacer competitiva la Banca de los Estados Unidos. No es eso.

En el año 2000, en el seno de las Naciones Unidas, se aprobaron los compromisos de desarrollo del milenio. En estos dí­as, leo argumentar la inoportunidad de hablar de ellos en estos tiempos de crisis.
Es ahora, sin embargo, cuando hemos de impulsar el cumplimiento de los compromisos alcanzados por los 191 paí­ses que en 2000 conformaban la ONU. Otro sistema se ha demostrado inútil para mantener el Estado del Bienestar. A la mesa de los representantes en la próxima ronda de conversaciones debieran llevarse propuestas para la aplicación de la Ayuda Mutua, principio filosófico y ético, que sociológicamente se muestra como el principio, cuya aplicación puede garantizar el e1equilibrio del Mundo y el Estado del Bienestar, planteado éste como objetivo, precisamente tras las dos guerras mundiales del pasado siglo.

El programa máximo del Mundo se articula en torno a los siguientes ocho compromisos:

  1. Erradicar la pobreza y el hambre
  2. Lograr la enseñanza primaria universal
  3. Promover la igualdad de géneros
  4. Reducir la mortalidad infantil
  5. Mejorar la salud materna
  6. Combatir el SIDA, la Malaria y otras Enfermedades
  7. Hacer el Medio Ambiente sostenible
  8. Promover una Asociación Mundial para el desarrollo

Ésta es, de nuevo, la hora del milenio.

Manuel Pérez Castell
Diputado de España por Albacete
manuel.pcastell@diputado.congreso.es
http://pcastell.blogspot.com/

Comparte con tus amigos










Enviar