Reflexiones polí­ticas a 50 dí­as de las elecciones

11 abril 2007

Como bien dice el primer editorial del periódico digital Crónica de La Roda comienza la cuenta atrás. Para las elecciones del 27 de mayo vamos a tener que elegir entre las dos listas que se presentan, porque parece ser que no va a haber lista por parte de Izquierda Unida, mal que le pese a algún periodista, ni tampoco se va a presentar ninguna candidatura independiente, aunque hubo algún momento en el que no parecí­a imposible que así­ fuera, y que seguramente habrí­a trastocado los intereses de los populares y socialistas. Por cierto, según me cuentan en algunas localidades hubo algún interesado en inscribir candidaturas independientes, que no se irí­an en ningún modo a presentar, con tal de conseguir el censo electoral accediendo legalmente a las direcciones de todos los ciudadanos y poder utilizarlo de manera comercial. ¡Qué pillos son algunos! Pero no demos ideas….

Prosigamos. Como también nos cuenta el editorial de este periódico, tienen dos carices muy distintos las listas. Tenemos no sólo derecha frente a izquierda, sino también la renovación frente a la continuidad. Renovación por parte de los que quieren continuar aferrándose legí­timamente al poder y seguir en la misma lí­nea frente a la continuidad en los actores que pretenden de igual manera llegar al poder e impulsar un cambio en nuestra población. Da la impresión de que con la lista presentada por los populares, estarí­an preparados para pasar a la oposición, en la que si duda ninguna tendrí­a el papel de azotador Constantino Berruga, uno de los que sonaba con cierta fuerza para sustituir a Sixto González en el PP. No estoy diciendo que hayan conformado la lista pensando en ser oposición, sino que con las personas que la integran, en su mayorí­a jóvenes sin mucha experiencia en polí­tica, les serí­a más fácil y menos traumático la asunción de ese papel. Tengo mis dudas con respecto a que ese grupo pueda continuar en el poder. No dudas principalmente por la cuestión de los votos, sino por la inexperiencia de algunos de ellos para desempeñar tan altos cargos.

Con respecto al PSOE la cosa está clara. En caso de ganar, si se da esta posibilidad, sabrí­amos cada rodense que concejalí­a ocuparí­a cada uno de ellos. Y en la que hubiera alguna duda el mejor capacitado para asumirla serí­a Jesús Javier Perea y punto. También existe la posibilidad de que el PSOE local sea incapaz de llegar al poder. En esta tesitura tengo mis dudas acerca de la lista. En ese caso creo que el PP tendrí­a una oposición blandita, resignada y con una inevitable fecha de caducidad de sus componentes. El ahora o nunca es evidente en el PSOE.

Finalmente el editorial acaba con una desiderata que todos debemos compartir: lo imprescindible y necesario que son los debates. Personalmente pienso que esta vez sí­ se va a debatir (y que cada uno piense en los motivos), pero es innegable que van a ayudar a decidir el sentido del voto a unos cientos de rodenses y que va a ser decisivo. Contrastar las opiniones de las formaciones se hace necesario y además de establecer un cara a cara no estarí­a de más hacer debates con más participantes siendo dos o tres por cada formación. Para el PSOE serí­a una forma de presentar una alternativa sólida al pueblo y para los populares una oportunidad para demostrar la valí­a de sus componentes. Todos pensamos en debates televisivos o radiofónicos, pero tampoco serí­a descabellado establecer un debate en la casa de la cultura o en cualquier otro lugar

Eliseo Cantó

Comparte con tus amigos










Enviar