El otro bulo de la conspiración

Etiquetas:
05 abril 2007

El otro bulo de la conspiración

Desde determinados sectores del PP de La Roda -ayudados por sus medios de comunicación oficiales o afines- se está comenzando a crear un bulo que sólo perjudica a los intereses generales del municipio. Miguel Escribano, en un claro ejercicio de irresponsabilidad, está inventando una patraña conspirativa en la que están envueltos el PSOE local, la Delegación de Medioambiente, la Junta de Comunidades, la Guarda Civil y, cómo no, la Cadena SER. El objetivo, según dice el concejal, es inducir mediante mentiras a que el Ayuntamiento sea multado con una gran cantidad de dinero para generar descontento entre los ciudadanos y, en última instancia, echar al PP del Gobierno local tras 20 años seguidos. Que a nadie le extrañe si en los próximos dí­as aparece algún dirigente del PP local hablando de un supuesto documento secreto que establezca relaciones definitivas e irrefutables en el tema del campo de golf.

Afortunadamente, la ciudadaní­a de La Roda -como la española en general- es lo sumamente madura para no tragarse estas patrañas. La mayorí­a de rodenses ven lo que realmente es. El equipo de Gobierno ha comenzado las obras del campo de golf sin que esté aprobado el estudio de impacto medioambiental obligatorio. La Guardia Civil, a través de su Servicio de Protección de la Naturaleza, ha puesto en marcha una denuncia contra el Ayuntamiento por no cumplir con las normas. El equipo de Gobierno ha tratado de ocultar que se habí­a iniciado ese procedimiento sancionador. Un medio de comunicación ha informado del hecho. Y la oposición ha exigido al Partido Popular que dé explicaciones y no engañe a los ciudadanos. Nada más lejos de la realidad. Nada más lejos del habitual juego democrático.

Aquí­ nadie está radicalmente en contra de la construcción del campo de golf de prácticas. Es cierto que hay prioridades. Es cierto que aún faltan campos de césped prometidos, y pistas de atletismo, y piscina cubierta, etc. Pero eso no impide que La Roda pueda aprovechar la inversión de la Federación de Golf para la construcción de este espacio. Debe hacerlo. El problema es que las cosas hay que hacerlas bien. Hay que hacerlas conforme a la ley, que para eso estamos en un Estado de Derecho. Y si no, ni Miguel Escribano ni nadie puede pedirnos que nos callemos ante una actuación ilegal y poco ética de un equipo de Gobierno.

Comparte con tus amigos










Enviar