El FG La Roda se estrella y pierde el factor cancha

  • Horrible último cuarto de los rodenses, que llegaron a mandar por 18 puntos
  • El domingo intentarán igualar la eliminatoria antes de viajar a Madrid
27 abril 2018

El FG La Roda se volvía a citar con la historia y, después de una temporada regular magistral en la que ha sido segundo, solo superado por el Covirán Granada, ha comenzado su andadura en los playoffs, eso sí, con mal pie. Su rival, el Real Canoe, viejo conocido de EBA, aprovechó un último cuarto horrible de los rodenses para coger ventaja en la eliminatoria.

El partido empezó competido, como no podía ser de otra manera, ya que esto es como una carrera de fondo en el que gana el primero que se imponga en tres duelos. Los rodenses cometieron algunos errores de precipitación, tal vez fruto de los nervios. Tyson, por parte de Canoe, mostraba sus cualidades en ataque, que son muchas. Cinco puntos consecutivos de Anderson más otro triple de Medina conectaban a los locales y a la afición, pero Canoe no había venido de visita. Un mate, otra vez de Tyson, tras un robo más un tiro de tres de Herrero en la jugada siguiente adelantaba de nuevo a los madrileños. 14-17 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto empezó con un enorme tapón de Anderson a Chema, que remató con otro triple su buen comienzo de partido. Se ha echado de menos al británico. Herrero no se dejó impresionar y tiró de los suyos para poner máxima ventaja en el electrónico (+7). La Roda lo intentaba más desde el perímetro que desde la zona y no terminaba de dar con la tecla. Los minutos fueron transcurriendo mientras Placide enseñaba su muestrario de tapones. Poco a poco, sobre todo gracias a la faceta defensiva, se fueron acercando los rodenses, que volvieron a mandar tras una gran canasta de Noguerol. Un triple ‘made in Chuso’ colocaba a los verdes siete arriba, que parecía que ya estaban despertando. A Tejera se le hizo de noche con el enésimo tapón de Nakidjim, y se llegaba al descanso tras diez minutos excelentes en defensa de los de Alejandro González, mínimamente empañados con el abuso que cometieron, con no demasiado acierto, de la línea de tres (35-28).

Seguía La Roda empeñada en el perímetro, que hizo sus tres primeros intentos desde ahí. Solo Medina convirtió el suyo. Cinco puntos de Chuso dejaban quince arriba a La Roda. El partido empezaba a tomar forma, pero el final del cuarto se transformó en una nueva sucesión de tiros de tres que parece que benefició más a Canoe. Aun así, dos tiros libres de Noguerol cerraron el parcial a falta de diez minutos de forma muy favorable (65-50).

Se reanudó el juego con cinco puntos de Herrero y una canasta de Chema que pusieron cierta incertidumbre en el Lozano. Se perdía esa barrera psicológica de diez puntos con ocho minutos por delante. Bustillo, con un triple, y Chema, otra vez, certificaban el parcial de 0-12. Más de tres minutos sin anotar hasta que Chuso lo hizo de tres. De todas formas, estaban completamente ofuscados los de verde. Un alley oop espectacular de Tyson metía el miedo en el pabellón (68-66), que veía cómo su equipo estaba sin ideas en ataque. Con tres minutos y medio por jugar, acabó ocurriendo lo más temido: Canoe culminaba su remontada y llenaba de dudas a los de González, que habían llegado a mandar por casi 20 puntos. El público, como sucede en estas ocasiones, intentó jalear a los suyos y a protestar efusivamente las decisiones arbitrales, conscientes de la situación. Los decibelios se dispararon tras un mate de Placide, pero Herrero, con otros dos triples más, silenció súbitamente a la grada, dejando oír solamente los gritos del banquillo visitante. El parcial del último cuarto estaba siendo demoledor. Con poco margen de maniobra, otro triple más intentado por Anderson daba al traste con las opciones de La Roda, que, de todas formas, eran escasas. El partido se había ido (74-78).

Dura derrota del Fundación Globalcaja en su debut en playoffs, que le hace perder el factor cancha que se había ganado durante toda la temporada. A pesar de que llegaron a mandar por 18 puntos, los de verde no llegaron nunca a completar un buen partido, exceptuando el segundo cuarto a nivel defensivo. Muy pocas ideas en ataque que se tradujeron en un exceso de intentos de tres, hasta 40, muchos de ellos demasiado forzados. Solo intentaron 18 tiros de campo, y ahí el Real Canoe supo jugar su partido y acabó siendo superior.

El domingo se disputará el segundo asalto y el margen de error es prácticamente cero. Solo vale ganar o ganar e ir después a Madrid a echar el resto. Los que han seguido al equipo saben de sobra que esta situación no es para nada irreversible. Esto solo acaba de empezar.

Comparte con tus amigos










Enviar