Un triple que pudo cambiarlo todo

  • El Fundación Globalcaja La Roda pierde ante un Agustinos de León que fue netamente superior en la primera parte
  • Aun así, un tiro de tres de Turi pudo haber dado la victoria a los rodenses en el último segundo
01 octubre 2017

Cómo hubiera cambiado la película si el último triple de Turi llega a entrar. Pero no entró. Aunque si lo hubiera hecho, el partido habría sido exactamente el mismo. A veces, pequeños detalles son los que marcan el éxito o el fracaso, pero, más allá de eso, también hay que quedarse con lo que pasó antes y cómo se llegó a esa situación. Y lo cierto es que, a pesar de haber estado tan cerca de la victoria final, el Fundación Globalcaja La Roda no tuvo su mejor día.

En el primer cuarto la cosa estuvo más pareja, aunque los de León mandaron en todo momento. Ocho minutos jugados y estaban ya cinco arriba (11-16). Con algún intercambio más de puntos se llegaba al final de los primeros diez minutos (16-22). En el segundo período fue donde el partido se decantó hacia los leoneses, que estuvieron enormes desde la línea de tres. Seis triples por solo uno de los locales, unido a una buena defensa contra un ataque espeso, acabó con un parcial de 12-21, o, lo que es lo mismo, quince abajo para los de verde al descanso (28-43).

La reanudación tampoco pintaba bien. La ventaja visitante se escapó hasta los diecinueve rápidamente y todo parecía (casi) perdido. Pero esto es baloncesto y las ventajas, por grandes que sean, están ahí para remontarlas. Y a ello se puso el FG La Roda. Los de Alejandro González apretaron en defensa y en ataque y, en algunos minutos locos, con la ayuda de su público, fueron capaces de sacudir el partido y llegar al final del tercer cuarto con opciones (52-58). A falta de acierto exterior, fueron fundamentales para esto las constantes penetraciones de los hombres pequeños: Chuso, Noguerol y Turi se echaron el equipo a la espalda. Esto unido a algunos tapones intimidatorios de Placide hacían creer que todavía había partido.

Y vaya si lo había. El empuje de la grada unido a los problemas que empezaba a tener el Agustinos Leclerc, hicieron pensar que el partido acabaría cayendo de maduro. Pero cuando más lo necesitaban, llegó la reacción de los leoneses. Algunas buenas decisiones en ataque en momentos clave dispararon otra vez a los visitantes en el marcador: 61-70 a falta de cuatro minutos. Los de La Roda lo siguieron intentando, pero no terminaban de acercarse. Minuto y medio para el final y siete abajo. Pintaba regular. Fue entonces cuando llegó una jugada clave. Una antideportiva a favor de los de verde se tradujo en cinco puntos seguidos para el casillero local. Con esto y una buena defensa más, el partido se quedó en un pañuelo, 74-76, y toda una posesión para terminar, 25 segundos, que, bien aprovechados, no hubieran dado opción a una reacción rival. Turi subió el balón, lo botó, lo botó y lo volvió a botar mientras la gente que llenaba el Lozano tenía el corazón en el puño. Una posesión que parecía interminable y que terminó con el base vallisoletano tirando de tres a falta de cuatro segundos con el resultado que todos conocemos. Y lo demás ya es historia. El Fundación Globalcaja La Roda estuvo cerca, muy cerca de la primera victoria en LEB Plata pero esta se acabó marchando en el autobús a León (74-77).

Del partido pueden extraerse varias conclusiones. Las menos buenas son las de la primera parte, donde es cierto que el Agustinos estuvo muy fino pero no se acabó de reconocer al equipo que encandiló la temporada pasada. Mucha precipitación, puede que pesara el debut en una competición de esta categoría. Lo bueno, la reacción del mismo equipo tras el descanso, tal vez con más empuje que juego pero que se dejó todo en la pista. Los mejores de La Roda fueron Chuso, con 12 puntos, Placide, con 11 puntos (8 rebotes, 18 de valoración) y Turi, también con 11 tantos (17 de valoración).

En siete días toca visitar Ávila, donde el Ávila Auténtica Carrefour ‘El Bulevar’ ha hecho los deberes y ha ganado en la primera jornada, además como visitante. Ya se sabía que LEB Plata es una categoría dura, donde el nivel de exigencia es muy elevado. Lo bueno es que los que de verdad saben de esto son conscientes de que el nivel de este FG La Roda es más alto de lo que se vio ayer. Hay mucho margen de mejora.

Comparte con tus amigos










Enviar