Aroca da marcha atrás y retira las cámaras de la polémica

  • Las quejas de numerosos ciudadanos, ante una medida “de puro afán recaudatorio”, provocaron en el equipo de Gobierno el temor a una pérdida masiva de votos
  • Algunos expertos alertaron también de las dudas legales de que una empresa privada gestionase estas imágenes
  • Sin embargo, el Ayuntamiento no ha dado ninguna explicación oficial sobre esta decisión
Etiquetas: ·
05 septiembre 2017

Apenas cuatro meses ha durado una de las medidas más polémicas de los últimos tiempos en La Roda: la instalación de cámaras sancionadoras gestionadas por una empresa privada de Cantabria tras una adjudicación sin concurso. Las quejas de numerosos vecinos, e incluso las dudas jurídicas que generaban muchas de estas multas, han llevado al equipo de Gobierno a dar marcha atrás y retirar, en pleno mes de agosto y sin previo aviso, las cámaras instaladas en la Miliaria. Así lo confirmaba el alcalde, Vicente Aroca, en las redes sociales.



La rectificación del alcalde, de la que el Ayuntamiento no ha dado más detalles, llega después de que el propio Aroca asegurase en una rueda de prensa el pasado 21 de abril estar “muy satisfecho por los resultados obtenidos en los primeros días de funcionamiento de las cámaras”. El máximo responsable municipal, incluso, llegó a decir que “los rodenses aprueban con nota alta el control de las cámaras”. El tiempo ha demostrado que nada más lejos de la realidad. De hecho ya en esos primeros 15 días las cámaras cazaron a más de 200 conductores y ante el malestar generado Aroca anunció que perdonaba las multas.

Sorpresa en la Policía Local

Pese a que en todo momento el Ayuntamiento justificó la instalación de cámaras en la seguridad vial de los rodenses, lo cierto es que la decisión de retirarlas no se ha consensuado con la plantilla de la Policía Local de La Roda. Según ha podido saber este periódico de fuentes policiales, ha sido una medida que únicamente han decidido el alcalde, el concejal responsable y el jefe de la Policía. De hecho, también a la mayoría de los agentes les ha pillado por sorpresa esta rectificación. En cualquier caso, ya ellos alertaban de que se podían hacer muchas cosas para mejorar la seguridad vial de La Roda antes que la instalación de esas cámaras recaudatorias.

CRÓNICA también se ha puesto en contacto con la empresa VIALINE, adjudicataria de un contrato que nunca se llegó a publicar y del que se desconocía el porcentaje de esas multas que se quedaba la concesionaria. De momento, VIALINE ha preferido no dar explicaciones sobre la retirada de las cámaras.

ASÍ HA CONTADO CRÓNICA LA POLÉMICA CON LAS CÁMARAS

Comparte con tus amigos










Enviar