Eliseo Juan Quintanilla vuelve a ser finalista en un concurso de la NASA

  • Esta vez es con el proyecto Amper Energies, un sistema inteligente de gestión de energía eléctrica
05 junio 2017

El joven ingeniero informático de La Roda, Eliseo Juan Quintanilla, vuelve a formar parte por segundo año consecutivo del equipo finalista del Space APPS Challenge 2017, un programa de la NASA que pretende desarrollar aplicaciones móviles u otros inventos basados en el uso de conjuntos de datos abiertos procedentes del universo, satélites o medio ambiente mundial, entre otros. El grupo está formado por seis jóvenes, estudiantes y graduados en la Universidad Politécnica de Valencia, en el que además del rodense están Jesús Gil, Iván Martín, Demetrio Muñoz, Francisco Presencia y Juan Carlos Sebastià. Hace un año, Eliseo también participó en el proyecto Mars UPV, que finalmente quedó entre los cinco mejores del mundo y que consistía en un prototipo de exoesqueleto inteligente, una mochila propulsora y un casco de realidad aumentada, utilizables por un astronauta en un entorno espacial.

Esta vez, el proyecto elegido entre los 25 mejores por la agencia espacial americana es Amper Energies, que concursaba en el reto “You are my Sunshine”, y cuya finalidad es crear un medio que ayude a la gente a entender y a gestionar la producción eléctrica de un panel de energía solar casero. Y eso es precisamente lo que hace Amper Energies, un sistema que mejora los hábitos de consumo de energía gracias a un hardware personalizado, una plataforma integrada y el uso de inteligencia artificial, y que tiene como objetivo enseñar a la gente a optimizar la electricidad producida en los paneles de su casa y reducir la cantidad de energía desperdiciada en los mismos.

Esta solución, desarrollada en un solo fin de semana, uno de los requisitos del concurso, consta de tres partes. La primera es un algoritmo inteligente que estima la energía eléctrica que se producirá en un día dado en función de información meteorológica. La segunda es un hardware que monitoriza la energía generada en los paneles solares y que detecta los dispositivos caseros, como por ejemplo electrodomésticos, que están en uso en cada momento, e informa de la cantidad de electricidad que están usando. Y finalmente una web que permite visualizar y gestionar todos estos datos.

Para llegar hasta aquí, este grupo de seis jóvenes científicos españoles tuvo que superar una primera fase local celebrada en 187 ciudades de forma simultánea a principios de mayo (de las 2.000 propuestas presentadas quedaron solo 300 en competición) y una segunda selección realizada por la NASA.

Finalmente, solo cinco equipos por cada categoría han alcanzado la final mundial y los ganadores se harán públicos a lo largo de esta semana. El premio consiste en una invitación a Cabo Cañaveral para visitar las instalaciones de la NASA, mantener encuentros con astronautas e ingenieros y presenciar en directo el despegue de una misión.

Comparte con tus amigos










Enviar