Llegó la FM – “Radio La Roda” (2ª parte)

  • En 1985, “Radio La Roda”, emisora municipal en el 102.0 de FM, inició su andadura en periodo de pruebas
17 Mayo 2017

Es a principios de los 80 cuando la FM irrumpe en las ondas con una fuerza arrolladora que hace tambalearse a la OM. Las radiofórmulas se adueñan del espacio electromagnético. Programas como lo 40 Principales superan en audiencia a los de la radio convencional; la radio en frecuencia modulada apuesta fuerte y tanto las emisoras públicas cómo privadas proliferan, estableciéndose una feroz competencia.

Este fenómeno no pasará desapercibido a los responsables políticos de los diferentes partidos, que rápidamente pasarán a la acción montando emisoras municipales. Cataluña será pionera en la creación, regularización y asociación de la radio municipal; muchas de ellas copiarían sus estatutos ahorrándose el desgaste del magín.

Habían transcurrido 25 años desde que dejó de emitir “La Voz de los Llanos” y un nuevo proyecto de radio estaba a punto de concretarse. Tras algunas reuniones y tras aprobarse su creación se acomete la empresa con el asesoramiento del ingeniero de telecomunicaciones y concejal José Mª Galindo, verdadera alma máter del proyecto de la futura radio en La Roda.

Aprobado el montaje, se acondicionaron unas dependencias en el antiguo pozo del agua del portazgo y se instalaron los estudios, equipo emisor y la antena en el depósito viejo. Unas semanas para la puesta a punto y el año 1985 sería el marcado para que “Radio La Roda”, emisora municipal en el 102.0 de FM, iniciara su andadura en periodo de pruebas.

Nombrado director José A. Fernández Plaza, a la vez que hace de locutor-controlador-presentador-administrativo-publicista y relaciones públicas, sería el encargado de seleccionar a los futuros radiofonistas; con pocos medios pero con la ilusión del radio adicto que necesita su dosis diaria de ondas hertzianas. Había que ver al concejal Galindo ir de una carretera a otra para ver el alcance de aquel diminuto transmisor. ¡En Fuensanta, al bajar se pierde! Pero en la de Barrax puedes escucharla hasta en el pueblo. Así, un día tras otro, mientras llegaban voluntarios con ganas de aprender, sin maestros con pocos medios y unas ganas enormes de poner en marcha la emisora municipal, comenzó a fraguarse el sueño de muchos amantes de la radio.

Una vez consolidada la emisora se comienza con una programación más o menos fija. Desde las discotecas locales se presentan sus pinchadiscos con el ánimo de convertirse en radiofonistas, junto a otros con inquietudes diferentes que sueñan con hacer de la radio su profesión, algunos lo lograron, otros por el contrario se quedaron en el camino con la experiencia de haberlo intentado.

Programas cómo “Tomando el fresco”, “Asamblea de majaras”, “La hora santa”, “Cuerdas de acero”, “ Mesa camilla”, “Hay boo y madalé”, “Los jueves, carrozas”, informativos, espacios culturales junto a deportivos llenaron los hogares de La Roda llegando cada vez a un audiencia más amplia. Mientras, los José F. Martínez, Encarna Jareño, Petri González, Carlos Catalán, Gabriel Maestro, Bernardo García, Javier Tébar, Tomás A. Cortijo, Tatiana Kvesic, Juan R. Levia, Isabel Parra, José Luis Lucas, Luis Escribano, Julio J. Tébar, Agustín Martínez y muchos colaboradores ocasionales harían sus pinitos y aprendizaje en una radio que había sido creada, para además de informar, formar a futuros profesionales del medio. Con fiascos propios de la inexperiencia y aciertos gracias al trabajo y la responsabilidad de aquellos jóvenes, junto al cursillo que impartió el periodista albacetense Andrés Gómez Flores, hicieron que lo que parecía una quimera se convirtiera en algo real salido de la nada.

Tras muchas pruebas se comienza a emitir con una programación fija, una plantilla estable, y algunos colaboradores especializados en alguna materia radiofónica: jazz, copla, zarzuela, etc. Los concursos y algunos programas gozan del favor de los radioyentes y cómo ejemplo, el magazine de las mañanas: ¡Hay boo y madalé!, que compite con las grandes cadenas nacionales. Los partidos de fútbol son retransmitidos una temporada completa con muy pocos medios pero con una gran audiencia que los sigue cada domingo. Para cualquier acontecimiento que ocurriera, “Radio La Roda” estaría allí para informar puntualmente.

Los hechos narrados son los comprendidos entre los años 1985-1989, a partir de ahí es otra historia distinta. Muchos nombres, programas y situaciones habrán quedado fuera de este apresurado artículo por lo que pido disculpas.

Una nueva emisora irrumpiría en el espacio radio eléctrico rodense a finales de los 80. Al conceder el Gobierno nuevas frecuencias, La Roda es “agraciada” con una de ellas, “Radio Arco Iris”. La empresa comienza a emitir desde unos estudios en la Avda. de Juan Ramón Ramírez y, tras unos meses de programación con apenas contenidos locales, se trasladan a su lugar de procedencia, Albacete. Algunos meses más tarde, su frecuencia en el dial sería adquirida por la SER desapareciendo todo el proyecto.

Decenas de anécdotas se darían durante este corto periodo, desde la de un concejal que se presenta durante el espacio “Cuerdas de acero” solicitando que le entreguen la grabación del último informativo y, ante la negativa del joven presentador, se la lleva por las bravas, teniendo que ir el director a recogerla al Ayuntamiento, donde se encuentran escuchándola la plana mayor del mismo. Hasta la de otro edil, que durante la emisión de una tertulia política, se presenta y a través de la puerta del estudio comienza a gesticular de forma amenazante. Todavía no se había aprendido en que consistía la democracia y la libertad de prensa.

Comparte con tus amigos










Enviar