A TRAVÉS DE UN DUDOSO CONVENIO

Aroca privatiza la gestión de las multas y parte del control del tráfico

  • El Ayuntamiento anuncia “un convenio de seguridad vial” con la empresa Vialine, que “colaborará” con la Policía Local
  • Con esta fórmula, evita un proceso de licitación y, de momento, oculta qué porcentaje se llevará la empresa
Momento de la firma del acuerdo con Vialine
07 marzo 2017

El Ayuntamiento de La Roda dejará en manos de la empresa “Vialine” la gestión de las multas de tráfico, ordenanzas municipales y controles de circulación –velocidad, cinturón y uso de teléfonos- en el casco urbano. El equipo de Gobierno, a instancias de la Jefatura de la Policía Local, ha anunciado un “convenio de colaboración” con esta empresa por un año ampliable, lo que en la práctica supone “una privatización encubierta de este servicio”, según denuncia la oposición. De hecho, no se ha publicado ningún proceso de licitación para esta adjudicación -como puede comprobarse en la web de la Diputación- y, hasta la fecha, se desconoce qué beneficio obtendrá esta empresa por prestar el servicio.

A través de una nota difundida a los medios, el Ayuntamiento asegura que con este mecanismo se producirá “una modernización del servicio, mayor dotación de medios técnicos, más transparencia en la gestión y mejor atención al usuario con servicio telefónico de 8:30 a 18 horas. A lo que se suma el acceso a los expedientes de forma digital y una mayor garantía de la veracidad de la infracción a través de imágenes”. “El servicio será mucho más ágil para los agentes de la Policía Local, quienes contarán con dispositivos móviles con impresora incorporada. Se contará a su vez con asesoramiento jurídico y colaboración en la tramitación de los expedientes; así como la posibilidad de gestionar los expedientes a través de una plataforma digital”.

Un dispositivo en la Miliaria

El dispositivo de detección de infracciones (semáforo en rojo, cinturón de seguridad y uso del móvil) entrará en funcionamiento a partir del mes de abril y, en principio, se ubicará en la Miliaria, pudiendo variar de lugar previo anuncio y señalización correspondiente. Sin embargo, en todo lo referente a la gestión administrativa (expedientes, sanciones…) ya se ha comenzado a trabajar.

Experiencias en otras ciudades

“Vialine” ha entrado con fuerza en varios ayuntamientos para encargarse de este servicio, con resultados dispares. Uno de los más llamativos es del de Jaén, donde el Ayuntamiento perdió más de 2 millones de euros en recaudación tras esta privatización. La oposición denunció el “apilamiento” de boletines de denuncias, lo que provocó que, finalmente, el Gobierno del PP remunicipalizase el servicio.

Comparte con tus amigos










Enviar