Page firma con los agentes sociales un gran pacto por la recuperación económica de Castilla-La Mancha

  • "Con la firma de este Pacto todos sabemos ya hacia dónde queremos ir, con quién y a qué ritmo podemos hacerlo”, ha destacado el presidente que ha recordado que desde el inicio de la legislatura ha firmado cerca de una decena de acuerdos con empresas que, o bien van a ampliar sus instalaciones, o son de nueva creación, lo que supone la generación de un “microclima” en la región que favorece la instalación de empresas. El Pacto por la Recuperación Económica está articulado en 7 ejes estratégicos, que han sido organizados en comisiones y grupos de trabajo
  • En total, se van a movilizar 3.429 millones de euros para desarrollar estos ejes estratégicos
19 septiembre 2016

El presidente de Castilla- La Mancha, Emiliano García-Page, ha destacado hoy la importancia del Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha, un acuerdo suscrito con los sindicatos y la patronal regional que servirá de “columna vertebral” de la estrategia de recuperación de la Comunidad Autónoma, y en virtud del cual “todos sabemos ya hacia dónde queremos ir, con quién queremos hacerlo y a qué ritmo”.

Así lo ha señalado García-Page este lunes durante el acto de firma del Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha, un texto complejo fruto del trabajo de representantes de la sociedad y del tejido económico y empresarial de Castilla-La Mancha, quienes han trabajado sobre un diagnóstico de la situación socioeconómica de la región, y que hoy han suscrito el presidente regional, el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, el secretario general de UGT, Carlos Pedrosa, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), Ángel Nicolás.

En el transcurso de este acto, celebrado en el patio del Palacio de Fuensalida ante varios miembros del Gobierno de Castilla-La Mancha, representantes de asociaciones de empresarios, de autónomos, de municipios, así como instituciones varias, Universidad, Colegios Profesionales, entidades financieras, Cámaras de Comercio y diversos colectivos, el presidente García-Page ha puesto de manifiesto la “mucha cintura y constancia” que han sido necesarias para alcanzar las 1.437 medidas presentadas por los agentes sociales y económicos de la región y que recoge este documento, de las cuales 420 muestran el espíritu de todas ellas y han sido consensuadas.

En este sentido, Emiliano García-Page ha recordado que desde el inicio de la legislatura “he firmado cerca de una decena de acuerdos” con empresas que, o bien van a ampliar sus instalaciones, o son de nueva creación, lo que supone la generación de un “microclima” en la región que favorece la instalación de empresas. Además, están previstas otras 4 o 5 firmas de proyectos importantes para empresas en la región, y es aquí donde se está comprobando la utilidad de este documento, “pues les ha proporcionado suficiente confianza y seguridad” a los empresarios que están por venir.

“Asumimos nuestra responsabilidad en la resolución de los problemas”

Por otro lado, ha subrayado García-Page, el Pacto por la Recuperación “significa que el Gobierno de Castilla-La Mancha asume la responsabilidad”, pues si bien los gobiernos no son los culpables de todo, “sí deben ser responsables de ofrecer soluciones y alguien tiene que ir por delante”. Para el presidente regional, a pesar de las dificultades de confeccionar un documento tan complejo, “el Pacto deja claro que la parte que nos toca a nosotros la queremos cumplir”, y se hará con tres “claves especiales”, una de forma, otra de actitud y una última de fondo.

Así, el jefe del Ejecutivo autonómico ha apuntado que en una sociedad como la nuestra “es más útil que las instituciones funcionen a que se pervierta su funcionamiento”, una normalidad institucional “obligatoria en democracia”, a la que se suma la necesaria actitud dialogante. “Buscar permanentemente el acuerdo y la voluntad obedece a un concepto de soberanía actual”, y si llegar a acuerdos es importante en momentos de normalidad, “resulta indispensable en momentos de dificultad”, ha sentenciado.

En último lugar, el presidente regional ha defendido la necesidad de actuar en base a la cohesión. Así, ha puesto el acento en que tan importante como crear riqueza está el hecho de saber cómo repartirla. “Si solo nos preguntamos una de ellas, fallamos. Por eso el acierto es preguntarnos ambas cosas al tiempo, cómo generar actividad y riqueza, con qué límites y finalidades, y cómo repartirlo. Encontrar el punto de equilibrio es el éxito de una sociedad como la nuestra”, ha señalado.

Un documento de más de mil folios, fruto de meses de trabajo

El Pacto por la Recuperación Económica está articulado en 7 ejes estratégicos, que han sido organizados en comisiones y grupos de trabajo. Éstos se han reunido hasta en 34 ocasiones entre noviembre y finales de junio. En total, se van a movilizar 3.429 millones de euros para desarrollar estos ejes estratégicos, unificados en un documento de más de mil folios, fruto de meses de trabajo.

Un “esfuerzo colectivo”, como lo ha catalogado el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, tras el cual se inicia una etapa “determinante” para la región. Así, tenemos la obligación de que este Pacto “se convierta en un revulsivo económico y social” para Castilla-La Mancha, “que genere más desarrollo social, más empleo y de más calidad”, después del “paréntesis de plomo” que se sufrió “durante los cuatro años del Gobierno del Partido Popular”.

Asimismo, y a pesar de mostrarse “muy satisfecho” con el resultado, ha advertido que ningún acuerdo “colma todas nuestra inquietudes” y tampoco agota la “extensa” tabla de reivindicaciones del sindicato, por lo que queda abierta la posibilidad de que el texto sea engrosado en el futuro con nuevas medidas y acuerdos.

Por su parte, el secretario general de UGT Castilla-La Mancha, Carlos Pedrosa, ha destacado que “este acuerdo demuestra que cuando hablamos y negociamos somos capaces de entendernos” y que “contiene medidas fundamentales para la creación de empleo, que son la clave de bóveda a seguir para salir de la situación que estamos en la región, España y el conjunto del planeta”.

Como ha subrayado, “la creación de empleo debe servir para combatir desigualdades, para impulsar los ingresos de las administraciones públicas y para mantener la paz social. A partir de aquí –ha concluido-, empresarios y sindicatos, con el tono adecuado, fiscalizaremos el cumplimiento de este Pacto”.

Desde la patronal, Ángel Nicolás ha señalado que este acuerdo es “de todo, menos una foto vacía” y recoge una serie de medidas que “van destinadas a la generación de un entorno más favorable para el crecimiento económico y la creación de empleo. En este sentido, ha valorado especialmente el compromiso “de no subir la presión fiscal, dentro de la capacidad normativa de la comunidad autónoma, una de las medidas más demandadas desde nuestra Confederación”, así como la puesta en marcha de diferentes iniciativas contempladas en el Plan Adelante.

Según ha destacado, “el verdadero motor de nuestra economía son las empresas, por eso resulta fundamental poner en marcha las medidas que mejoren la competitividad de nuestras empresas para seguir creciendo y generando puestos de trabajo”.

Comparte con tus amigos










Enviar