La trampa de la factura del agua

  • Confirmado: la famosa bajada de la tasa del agua que anunció Vicente Aroca a finales de año y que iba a suponer un alivio para el bolsillo de los rodenses, finalmente se queda en casi nada
  • Te explicamos con un recibo en la mano por qué en el mejor de los casos te ahorrarás unos céntimos o incluso te va a tocar pagar más que antes
28 abril 2016

Vicente Aroca anunciaba a finales del año pasado durante una rueda de prensa junto con sus ediles económicos, Constantino Berruga y Aurelio Alarcón, una bajada de tasas que, en palabras del propio alcalde, iba a ser la “más importante que se haya hecho en la historia municipal de La Roda”. Esta reducción, después de años de fortísimas subidas, consistía, entre otras cosas, en la bajada en un 5% de la tasa de recogida de la basura y la eliminación del mínimo de 21.000 litros en la factura del agua que el PP llevaba como promesa en el programa electoral de las últimas elecciones municipales, aunque fueran ellos mismos quienes lo impusieran tiempo atrás.

Pues bien, CRÓNICA DE LA RODA ha podido comprobar que esta bajada del agua tan anunciada finalmente no se ha traducido en la factura que pagan los rodenses. La razón es que a pesar del 5% menos de la tasa de basura y la eliminación del mínimo en el consumo de agua, que sí son reales, hay otros elementos de la factura que han subido de forma considerable. La cuota de servicio ha pasado de 4,88 euros en 2015 a 7,88 en este 2016, lo que supone un incremento de más de un 60%. Y el alcantarillado fijo ha experimentado una subida que casi triplica lo que los ciudadanos de La Roda pagaban hace unos meses, pasando de 2,56 euros a los 6,06 euros actuales.

Un ejemplo de esto es el recibo de este hogar rodense. En el primer trimestre de 2015 pagó 72,67 euros mientras que este año, en el mismo periodo, ese mismo hogar ha tenido que abonar 72,28 euros, es decir, una reducción de tan solo 0,39 euros. Y eso cuando el consumo de agua computado ha sido incluso menor que hace doce meses: 15 metros cúbicos frente a los 21 que pagó de forma obligada en 2015 (a pesar de haber consumido solamente 6.000 litros de forma real).

Si la bajada de tasas hubiera sido tal y como la anunciaron, el importe total que habría pagado esta familia habría sido de 66,71 euros, lo que sí que habría supuesto un ahorro significativo, frente a los apenas 40 céntimos que realmente han llegado finalmente.

Pero la cosa no queda aquí, ya que si los contratos que consumen menos de 21.000 litros no han notado prácticamente la bajada, los que gastan esa cantidad o más están pagando incluso más que antes. Una casa que consumiera 21 metros cúbicos de agua reales en un recibo de 2015 se encuentra que de los 75,33 euros que pagaban entonces ahora les toca abonar prácticamente 81 euros, casi 6 euros más, gracias a esta subida disfrazada de bajada que tanto a Vicente Aroca como a sus ediles responsables del área económica, Constantino Berruga y Aurelio Alarcón, se les pasó comentar en aquella famosa rueda de prensa.

Comparte con tus amigos










Enviar