Refundación Globalcaja

  • Espectacular victoria del Fundación Globalcaja La Roda (110-102) ante el segundo clasificado del grupo, el Globalcaja Quintanar, en una jornada mágica y vibrante de baloncesto
07 marzo 2016

Se respiraba un ambiente especial el sábado en el Juan José Lozano Jareño en la previa del partido. Dos equipos vecinos y bien avenidos con ex compañeros en ambos bandos que se saludaban con afecto, aspecto que se reflejaría posteriormente en el juego limpio, a pesar de la dureza, durante todo el choque. Los jugadores del Albacete Basket presentían también algo grande pues no se perdieron el partido desde la grada.

Por segunda vez consecutiva los rodenses disputaban un partido tras la pérdida de otro protagonista del baloncesto local. Si hace un par de semanas se conseguía una rocosa victoria en homenaje a Cesar Alarcón, el espíritu del fundador Antonio Monsalve flotó sin duda en el pabellón para consolidar la refundación de un equipo que, en su versión 1.1, está sentando las bases del futuro del baloncesto rodense.

Phil Jackson se equivoca, nada de triángulo ofensivo. Si el FC Barcelona está batiendo records con su tridente ofensivo, el Refundación Globalcaja no iba a ser menos. De nuevo el Dios Neptuno le prestó a Víctor Martínez su tridente mágico, ese mismo que le cedió al Canoe la semana pasada por su mayor afinidad acuática, y colocó a la terna Diouf-Carter-Mency en cada una de sus tres puntas y al dúo Blázquez-Hervás en el bastón de mando, permitiéndonos ser capaces de plantar cara a un grandísimo equipo como demostró ser el Globalcaja Quintanar.

Comenzaba el encuentro en un pabellón gélido pero abarrotado de una afición que muy pronto se olvidó de la pereza del termómetro. La primera parte del partido acabó en tablas con un cuarto para cada equipo, igualando el Quintanar al descanso un marcador que había sido favorable a los locales tras su salida en tromba en el primer cuarto. A la voracidad ofensiva de un enchufado Carter respondía el Quintanar con el saber estar de un experimentado Alaminos y la versatilidad ofensiva del dueto Garrison-Douglas, que daban una lección constante de cómo sacar ventaja y anotar tras bloqueo directo.

Dado el equilibrio de fuerzas los titulares de ambos equipos gozaron de pocas oportunidades para descansar, pues su ausencia repercutía directamente en el marcador. El tercer cuarto comenzaba con Alaminos en el banquillo. Un parcial de 5-0 inicial hizo que el entrenador visitante le llamara inmediatamente a filas para parar la posible sangría y recomponer un quinteto que empezó de nuevo a carburar para acabar el cuarto con 5 puntos de diferencia.

Pero lo mejor estaba por llegar. La enfervorecida afición local veía como el Quintanar no cedía e iba imponiendo su calidad, aprovechando cada pequeño error de La Roda para dar la réplica. Bonete contribuía decisivamente con 2 triples a cortar los intentos de remontada y el intercambio de canastas era trepidante. Tras superar una desventaja que era de 7 puntos a 3 minutos del final, Manolo Blázquez enchufó un triple sin tiempo para más que forzaba la prórroga, provocando el delirio en la grada con un último parcial electrizante de 32-27.

La prórroga del partido siguió los cánones clásicos del tiempo extra. Superioridad anímica del equipo que remonta y pérdidas de balón provocadas por la mezcla de tensión y cansancio acumulados. El Refundación Globalcaja logró pescar, esta vez sí, en río revuelto una mínima ventaja que, tras un triple fallido de Bonete, provocó el recurso a las faltas personales por parte del Quintanar, que terminó sucumbiendo por 8 puntos pese a haber realizado un gran encuentro.

El pitido final provocó la apoteosis en la grada. La simbiosis entre afición y equipo fue máxima. Los niños saltaban a la pista a saludar a sus héroes y la afición tardó en abandonar el pabellón aplaudiendo a los suyos. El tridente mágico Diouf-Carter-Mency acabó con 30, 28 y 26 puntos respectivamente, magníficamente espoleado por la pareja Blázquez-Hervás y con el apoyo de lujo de Ojeda y Aroca.

Tras la victoria ante Quintanar, el Albacete Basket derrotó en la jornada del domingo al Eurocolegio Casvi y se consolida en el liderato. Ello unido a las derrotas de CV Villarrobledo y Gran Canaria nos sitúa a un partido de la salvación en nuestra liga, liderada por un Estudiantes que ha encadenado tres victorias consecutivas esta semana y que será nuestro próximo rival en casa el 2 de Abril. Mientras tanto, el próximo sábado tenemos otro duelo directo por la permanencia en casa del CB Villarrobledo, otro que cuenta ya sus partidos por finales.

Comparte con tus amigos










Enviar