Frenazo en seco

  • El CD Ebro impide el repóker de victorias consecutivas rojillas y derrota merecidamente al conjunto de Mario Simón
  • Chema Pan y Edu García autores materiales del triunfo aragonés
Etiquetas: · ·
13 diciembre 2015
LA RODA CF
0
CD EBRO
2
LA RODA CF
Godino, Pablo, Ramón, Arregui, Samu, Camacho (Megías, m. 58), Sotos, Guti (Iván Moreno, m. 68), Alberto (Espínola, m. 58), Martínez y Óscar Martín.
CD EBRO
Montoya, Gil (Carlos Javier, m. 81), Alfonso, Maureta, Álex García, Gabarre, Kevin Lacruz (Sergio Martínez, m. 55), Reche, Moustapha, Txema Pan (Carralero, m. 58) y Edu García.
ÁRBITRO
Víctor Rives Leal (Comité Valenciano). Tarjetas amarillas para los locales Sotos y Camacho. Por el Ebro para Moustapha, Gil, Alfonso, Gabarre y Álex García.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la 17ª jornada del grupo 2 de Segunda B disputado en el Municipal de La Roda.

“Ea pues” que diría un mañico. Se acabó lo que se daba y duró lo que duró, que no fue poco; ni más ni menos que cinco jornadas seguidas sin conocer el amargo sabor de las derrotas. Hasta que el CD Ebro llegó, vio y venció a un La Roda que se las prometía muy felices pensando en un repóker de victorias consecutivas que habría sido histórico y que de paso habría servido al conjunto del Municipal para auparse a los puestos nobles de la tabla.

El encuentro comenzó de manera trepidante, intensa, sin margen para el aburrimiento ni la especulación. El conjunto visitante se adelantó pronto en el marcador, muy pronto diría yo, y sin embargo antes de que Chema Pan, allá por el minuto dos, pusiese en ventaja a los suyos ya se habían sucedido un par de ocasiones peligrosas, una en cada área, que bien podían haber terminado en gol.

Edu García dejó sin aliento a la parroquia local con un disparo peligrosísimo que olía a 0-2 y que ponía de manifiesto las aviesas intenciones del conjunto zaragozano.

Tras el susto, y con el miedo metido en el cuerpo los rojillos buscaron igualar la contienda haciendo uso de su estilete más peligroso, pero esta vez Óscar Martín no lograría salvar los muebles de casa. Una media volea del jugador canario se convirtió en la acción más peligrosa del equipo local en la primera parte pero la sensacional respuesta de Montoya abortó el camino de la remontada rodense.

Chupi intentaba sacarle brillo a la banda cada vez que encaraba a su par y en uno de sus escarceos el larguero vio pasar de cerca un centro chut del extremo en pleno acoso al marco aragonés.

Poco a poco los de Mario Simón se fueron diluyendo como un azucarillo en el café y la victoria visitante, a cada minuto pasado, se iba dotando de mayor consistencia, algo que quedó patente con el arrollador inicio de segunda parte de los de Emilio Larraz que pudieron finiquitar el partido en sendas acciones de Gabarre en poco menos de un minuto.

Abengózar, a pase de Oca, falló, cuando se encontraba a solas con Montoya, lo que pudo suponer el gol del empate pero lo que sobrevino fue el gol de la sentencia definitiva obra de Edu García tras un balón recuperado en el centro del campo por el conjunto maño.

Y se acabó el partido. Ni los cambios introducidos por el míster rodense ni las innegables ganas demostradas por los jugadores rojillos fueron suficientes argumentos para plantar cara a un aguerrido y crecido conjunto zaragozano, que amparado en los guarismos del marcador y apoyado en una excelente fortaleza física dio carpetazo a un duelo igualado e intenso que se decantó del lado del que tuvo mayor acierto.

Comparte con tus amigos










Enviar