La concejal y la oposición ausentes

  • El PSOE local va a terminar la legislatura con dos concejales y toda una ejecutiva dimitidos, y rellenando el hueco de Marta Martínez en los plenos con el número 11 de la lista de las últimas elecciones municipales, como si lo que en teoría es la alternativa de gobierno fuera un partido marginal y pintoresco
Lista del PSOE en 2011
16 Octubre 2014

Hay un algo inquietante en la dimisión de la exconcejal socialista Marta Martínez, desaparecida desde principios de verano, reaparecida un viernes de otoño apenas 72 horas después de que Pedro J. Gaona preguntara por ella desde esta misma web: si Gaona no hubiera preguntado públicamente por ella, ¿hasta cuándo hubiera aguantado como concejal ausente?

Las formas y los tiempos en política son tan o más importantes que el fondo, y estas formas y estos tiempos en la dimisión de Marta dejan ese algo inquietante en el aire, por no hablar de un desafortunadísimo Antonio Delgado, que queda a los pies de los caballos tras unas declaraciones memorables en Teleroda la víspera de la dimisión de Marta. Siempre podrá decir la exconcejal que la decisión de dimitir la tenía tomada desde hacía ya tiempo, pero ya no va a servir para limpiar el aire de ese algo. Es que aunque fuera verdad, vaya torpeza.

Hablando de torpeza, el PSOE de La Roda, así en general. Va a terminar la legislatura con dos concejales y toda una ejecutiva dimitidos, y rellenando el hueco de Marta en los plenos con el ¡número 11! de la lista de las últimas elecciones municipales, como si lo que en teoría es la alternativa de gobierno fuera un partido, digamos, marginal y pintoresco, de esos que aspiran a sentar a un concejal en el pleno sólo para tocar un poco los cojones, un partido hecho con retales de aquí y de allá, con lo que se puede y no con lo que se quiere. Esa es la sensación que dan.

Con una oposición así, con un PSOE convertido en Vecinos Independientes de La Roda por la Democracia pero con más de un concejal, el PP puede traspapelar los impuestos millonarios a empresas que haga falta, por apuntar lo más reciente, que el mal rato va a durar apenas eso, un rato. Y mientras, los verdaderos vecinos independientes de La Roda, sin otra opción que esperar a 2019, a ver si para entonces…

Comparte con tus amigos










Enviar