‘Ocho apellidos vascos’

  • ¿En serio da esta película para haberse convertido en la película española más taquillera de la historia?
Etiquetas: ·
08 mayo 2014

Aquí va el mensaje en la botella, la nota desesperada del náufrago solitario que habla con un coco, el SOS que se escribe en la orilla de la playa: por favor, alguien a quien Ocho apellidos vascos le parezca un fenómeno incomprensible, una película mala, así, a palo seco, sin necesidad de justificaciones filosóficas, estéticas ni sociales, una película mala, un capítulo largo de ‘Aída’, una acumulación de gracietas de brocha gorda que se ven venir a kilómetros, una historia que no es historia, nada más que una excusa para calzar las gracietas, unas risas provocadas por un muchacho que no es vasco y que imita el acento vasco, como cuando te cuentan un chiste de vascos, da igual que sea el chiste bueno o malo, que te ríes porque el que lo cuenta pone acento vasco, Qué pasa, pues, Patxi, así, exagerando la entonación, casi cantando, de verdad que no va a haber por ahí nadie al que le dé que pensar que Ocho apellidos vascos haya sido la película que ha devuelto a los españoles al cine, los españoles, con lo que nos gusta hablar mal del cine español por malo, cómo se explica entonces este fenómeno, ahora sí que necesitamos de explicaciones filosóficas, estéticas y sociales o quizá sea mejor no buscarle explicación, no querer saber, dejarlo estar y ya está y alegrarse por que la gente ha vuelto al cine, no ser tan así y pensar que algo tendrá el agua cuando la bendicen, no ir siempre de listo, joder, y tener que justificarte, qué pereza, si la película da risa aunque solo sea porque el muchacho de Málaga imita el acento vasco pues ya está, risa que da y punto, así que sí, tenéis que ir a ver ‘Ocho apellidos vascos’.

Y así.

Comparte con tus amigos










Enviar