LA RODA SE QUEJA DE UN ARBITRAJE NEFASTO

Derrota con mucha polémica

  • Dos penaltis –uno de ellos muy dudoso y el otro inexistente- permiten al Guadalajara remontar el gol inicial de La Roda, obra de Mateo
  • Los rojillos no han logrado puntuar en las dos salidas a Cartagena y Guadalajara y esperan ya al Cacereño para resarcirse en casa
24 noviembre 2013
CD Guadalajara
3
La Roda CF
1
CD Guadalajara
Campos, Aitor Núñez, Julio, Moyano, Garrido, Tello, Quique, Zazo (Prosi, m.82), Toledo (Mateo, m.75), Jairo y Javi López (Joan Grasa, m.74)
La Roda CF
Bocanegra, Mateo, Castellanos, Sergio Castillo, Patterson (Del Moral, m.46), Jesús, Espínola, Dopico, Adri (Dimas, m.61), Jordi Pablo (Matías Saad, m.75) y Arturo
ÁRBITRO
González Esteban, comité vasco. Asistido por Palacio Frade y Salguero Castillero. Amonestó a Patterson, Bocanegra y Jesús, por La Roda, y a Toledo por el Guadalajara. Expulsó a los rodenses Catellanos y Juan Méndez (segundo entrenador)
INCIDENCIAS
Apenas 1.000 espectadores. Pobre entrada en el Pedro Escartín de Guadalajara en una mañana fría con viento del norte muy molesto

la_roda_guadalajara_alineacion

Podría derramarse tinta sobre esa supuesta mano negra que cada vez más gente ve en torno a La Roda C.F. Y podría argumentarse muy bien, con ejemplos muy concretos, la hipótesis de que determinadas actuaciones arbitrales han impedido a los rojillos meterse, de lleno, en la parte alta del grupo IV de la Segunda B. Quizá haya tiempo para ello. Quedémonos, de momento, con que los de Alberto Jiménez Monteagudo han sufrido este domingo en Guadalajara un arbitraje nefasto, de un colegiado –el vasco González Esteban- que ha demostrado ser mediocre, por no decir muy malo, pese a su ambición por ascender de categoría cuanto antes. Qué mal va el arbitraje en España si un tipo así –casero, influenciable, sin criterio- puede colarse fácilmente en la Liga de Fútbol Profesional.

Corría el minuto 62 de partido. Deportivo Guadalajara y La Roda C.F. empataban a uno. En el 11, Mateo había rematado a la red un córner botado por Dopico. Tras la reanudación Quique había colocado la igualada tras un balón frontal y un fallo de la zaga rojilla. Y hasta entonces muy poco más. Bueno sí. El cambio que se vio obligado a hacer en el descanso Alberto Jiménez Monteagudo: Del Moral ingresaba en el terreno de juego como lateral izquierdo, pese a no ser su posición natural; Patterson fuera, a quien –tras ver amarilla- el colegiado ya tenía enfilado.

Corría el minuto 62, decíamos, y el Dépor –que se había encontrado con el regalo del empate- se mostraba incapaz de superar a La Roda. Los rojillos, sin hacer nada del otro mundo, tenían controlado el partido. Y en ese momento, le faltó tiempo al trencilla González Esteban para señalar el punto de penalti tras un encontronazo de Bocanegra con un ariete alcarreño. El meta rojillo había salido de su área pequeña –quizá precipitadamente- a por la bola. Despejó y chocó. Penalti dudoso. Amarilla para él y para Jesús, por protestar. Pim, pam. Y quien lo hubiera mirado se habría ido a la calle. Javi López ponía por delante a los locales desde los once metros.

La Roda intentó reaccionar y durante algunos minutos logró hacerse con la manija del partido. “Una, por lo menos, vamos a tener”, decían los pocos rodenses presentes en el Pedro Escartín. Vamos. Había tiempo. Los de Monteagudo controlaban y cada vez merodeaban más la meta de Álvaro Campos.

Pero volvió a aparecer él. Minuto 79. Contragolpe bien ejecutado por el Guadalajara, Quique gana la posición a Castellanos y tras notar su aliento en la nuca cae a más de metro y medio del borde del área. Falta peligrosa, pensamos. Pero no advertimos de que, por medio, estaba el señor González Esteban, que, raudo, se dirige de nuevo al punto de penalti. Y expulsa a Castellanos.

Con el 3-1, convertido de nuevo por Javi López, acabó el partido. Quedaban algunos minutos por delante, pero La Roda se veía impotente: no se puede luchar contra los elementos. Quizá fruto de esa rabia falló a puerta vacía Manu Dimas el que podía haber sido 3-2 definitivo, al filo del minuto 90. Antes, a nuestro amigo le había dado tiempo a expulsar a otro de La Roda, esta vez al segundo entrenador, Juan Méndez, por hacer “gestos airados protestando una decisión mía”, dice el acta.

Y colorín colorado. Así acabó una mañana muy fría en Guadalajara: con el Dépor agradecido por los servicios prestados; y con La Roda recogiendo rápidamente el material y con la cartera bien agarrada en el bolsillo, por si aún daba tiempo a que le quitasen algo más.

Comparte con tus amigos










Enviar