Opinión

Cuenta atrás para el hundimiento

24 mayo 2013

  • Dura poco la alegría en casa del pobre. La LOMCE ha echado a andar

Estaba absolutamente decidido a que nada ni nadie me estropearan la posible alegría de que mi Atleti ganase la Copa del Rey de fútbol, como de hecho sucedió, así que el viernes pasado me abstuve de entrar en contacto con noticias de ningún tipo. Lamentablemente, al día siguiente hubo que regresar a la dura realidad y constatar que, como nos temíamos, la nefasta Ley Wert, en forma de anteproyecto, había finalmente llegado al Consejo de Ministros, iniciando así los trámites para su aprobación en el Congreso, y por tanto para que la educación en España retroceda varias décadas.

Dura poco la alegría en casa del pobre. Uno no quiere pecar de ingenuo, pero me había hecho la ilusión de que, bien fuera por presión popular, o bien por cuestiones técnicas, la LOMCE podría ver aplazados indefinidamente los pasos necesarios para su entrada en vigor. Sin embargo, no ha sido así y ya ha comenzado el rodaje de la que ya se conoce como Ley de Ordeno y Mando de la Conferencia Episcopal. El ministro y otros directivos del ministerio se han apresurado a decir que a la religión (católica, que quede claro) no se le otorga tanto peso como muchos queremos ver, pero al señor Marcial Marín, ese consejero nuestro de Educación que apenas sabe hablar español, le ha faltado tiempo para contradecirlos. Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros.

Como dicen que es lo último que se pierde, me queda la esperanza de recordar que cada vez que niños y jóvenes se han visto sometidos a sistemas educativos discriminatorios, injustos o directamente represivos, se han revuelto y han cambiado las cosas para mejor. Así que, con un poco de suerte, nuestros hijos formarán parte de una generación mucho más abierta, tolerante y solidaria, que hará olvidar rápidamente a la de estos resentidos hijos del tardofranquismo.

cronica_de_una_muerte_anunciadaLibroGabriel García Márquez, Crónica de una muerte anunciada (1981). “El día que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo”. Una de las frases de inicio más famosas de la historia de la literatura, de ésas que nos aprendemos de memoria (García Márquez tiene alguna más). Después de leer esas palabras, ¿importa acaso que ya sepamos que a Nasar, el protagonista, lo matan al final? ¿O lo que de veras queremos es que nos cuenten quién, cómo y, sobre todo, por qué lo hacen, y que nos lo cuenten bien? Para mí, ahí radica la diferencia principal entre un mediocre escritor de bestsellers (y prefiero no dar nombres), que necesita mantener una cierta intriga para obligar al lector a pasar la página, y un genio de la literatura, un maestro en contar historias como Gabo. Es un poco como la diferencia entre un turista, para quien el viaje solamente tiene sentido si se hace la foto delante del monumento o la playa correspondientes, y un viajero, para quien lo de veras importante es el trayecto, no el destino final.

el-eje-de-la-tierraDiscoGrupo de Expertos Solynieve, El eje de la tierra (2012). Es más que probable que Granada sea la ciudad española con mayor número de músicos de rock por metro cuadrado. Y no es de ahora, que viene de hace ya cincuenta años. Pero es que además se multiplican. En Grupo de Expertos Solynieve encontramos a miembros de Los Planetas, Lori Meyers, Lagartija Nick o acompañantes de José Ignacio Lapido. Todo un supergrupo. Y no es el único, también podríamos nombrar a Los Evangelistas, que tienen como miembro común a J, líder de Los Planetas, quien colabora con un grupo más, Los Pilotos. Este hombre, ¿dormirá algo al cabo del día? El eje de la tierra es el tercer trabajo discográfico de los granadinos. “Artefacto explosivo”, “puñetazo en la cara”, “afilar los cuchillos”, son expresiones que se pueden leer en la introducción a la entrevista que la revista especializada Rockdelux les hizo con motivo de la presentación del álbum, hace poco más de un año. Se refieren tanto a las letras como a las músicas, en su mayor parte compuestas por la verdadera alma mater del grupo, Manu Ferrón, compadre de J, que también fue letrista de Los Planetas. Como botones de muestra, la canción La nueva reconquista de Graná, en el videoclip que acompaña a estas líneas, o esta perla de otra de las canciones del disco, De baja: Rebuscando en los contenedores los nuevos pobres / que hace poco eran los nuevos ricos. / No sé si me parece / más triste, más absurdo o más ridículo”.

una-historia-verdaderaPelículaDavid Lynch, Una historia verdadera (The Straight Story, 1999). He visto esta película por primera vez muy recientemente, pero recuerdo bastante bien todo lo que se habló de ella cuando se presentó en el festival de Cannes de hace catorce años. Toda la prensa especializada se deshizo en elogios hacia esta cinta (ver tráiler adjunto), impecablemente dirigida por Lynch, que cuenta la historia real de Alvin Straight (una pena que el doble sentido del título original sea intraducible), un anciano casi inválido que recorrió, en 1998, más de 500 kilómetros conduciendo una cortadora de césped para reconciliarse con su hermano. Por el camino, unas buenas dosis de sabiduría, de ésa que solamente aporta la edad, y también de la proverbial humanidad y generosidad que se puede encontrar en las zonas rurales de los Estados Unidos. Al final de los ciento y pocos minutos que dura la película, una amplia sonrisa y el firme propósito de intentar ser mejor persona. ¿Me he puesto muy cursi? Puede, pero véanla y luego hablamos.

Comparte con tus amigos










Enviar