EL QUE FUERA LÍDER DEL PSOE RODENSE DIMITE POR MOTIVOS "ESTRICTAMENTE PERSONALES"

Jesús Javier Perea renuncia a su acta como concejal en el Ayuntamiento

11 Abril 2013

  • Tras 14 años al servicio de los ciudadanos, Perea pone “punto y aparte” en su vida política. Se marcha reconociendo falta de ilusión, convencido de que el cambio que La Roda necesita llegará más pronto que tarde y con palabras de agradecimiento hacia sus compañeros del PSOE, la corporación municipal y todos los rodenses

jjperea

Este jueves 11 de abril, Jesús Javier Perea ha presentado en el Registro Municipal del Ayuntamiento de La Roda su escrito de renuncia al acta de concejal que ostenta en representación del Partido Socialista Obrero Español. Dimite, según detalla en una carta enviada a los medios de comunicación, “por motivos estrictamente personales que me impiden seguir desempeñando las funciones para las que fui elegido en las elecciones de mayo de 2011, consciente de que mis perspectivas personales no son compatibles con las mismas”.

Esa labor política para las que fue elegido, según explica Perea en un comunicado más amplio publicado en su blog, exige “compromiso, dedicación e ilusión” y reconoce que “es de ilusión de lo que más carezco en estos momentos”. En un ejercicio de sinceridad, también admite que de dedicación “andaba francamente escaso” porque “difícilmente se puede desempeñar un cargo que se define desde la cercanía y proximidad cuando la vida nos conduce por otros senderos geográficamente distantes”.

RECONOCIMIENTO A LOS SOCIALISTAS RODENSES Y CRÍTICA A LA DIRECCIÓN DEL PSOE

Perea deja constancia de su “reconocimiento y cariño personal hacia toda la familia socialista de La Roda”. Y añade: “Juntos trabajamos para conseguir un cambio en nuestro pueblo que, si no pude llegar a conseguir encabezando la candidatura en 1999 y 2003, estoy convencido de que terminará produciéndose en el futuro inmediato, de la mano de todos aquéllos que creen que nuestro pueblo merece experimentar, si quiera por pura salud democrática, las virtudes de una alternancia política que entiendo más necesaria que nunca”.

En un evidente mensaje a la actual dirección federal del PSOE por sus resistencias a la renovación generacional, Perea cita en su blog a Alfredo Marsillach cuando dijo que “no porque se funda una bombilla voy a dejar de creer en la electricidad”, al ser preguntado por su identificación con el PSOE en “tiempos sombríos de roldanes, rubios y filesas”. Y dice el ya exconcejal socialista: “Grabé aquellas palabras en mi conciencia, como ejemplo de un compromiso político superador de las coyunturas y las miserias del momento. Hoy intento encontrarles un significado para mantener el norte en medio de contradicciones y regeneraciones tantas veces aplazadas. En medio de turbulencias que amenazan con la deriva, a fuerza de mediocridad y apelación a frases hechas como excusa para no pensar ni cambiar superadas estructuras internas“. Estas resistencias de la dirección socialista al cambio que denuncia Perea hacen que “el futuro ya se me antoje perdido a fuerza de contemporizar y jugar con los tiempos, para esperar que el temporal amaine y la nave recupere el norte, sólo en términos electorales, más por demérito ajeno que por una regeneración merecida a fuerza de escuchar lo que la gente demanda”.

Hay que recordar, en este sentido, que el político socialista ya lanzó mensajes similares en clave interna y amagó con presentar una candidatura alternativa a la secretaría General del PSOE de Albacete, algo que, finalmente, no hizo. Pese a que Perea esgrime “motivos estrictamente personales” en su dimisión, parece evidente que mucho ha pesado también este descontento con su partido.

“SOY Y SERÉ UN MILITANTE MÁS”

Con todo y con eso, el político rodense reafirma su “agradecimiento a una fuerza política, el Partido Socialista Obrero Español, de la que he sido, sigo siendo y seré en el futuro, un militante más”. Y afirma ser “consciente de la gratitud que debo a todos aquellos que confiaron en mí y me permitieron alcanzar responsabilidades que nunca hubiera podido imaginar, con la misma humildad, honestidad y convicción con la que entré en política”. Perea, además de candidato a la alcaldía de La Roda en 1999 y 2003, concejal durante 14 años y secretario general del PSOE rodense, ostentó cargos de responsabilidad en la ejecutiva provincial socialista, fue diputado nacional en el Congreso entre 2000 y 2004 y ocupó el puesto de Director General de Administración Local de la Junta de Castilla-La Mancha entre 2004 y 2011.

Y para que no haya lugar a dudas, además de reafirmar su compromiso como militante del PSOE, también defiende la vigencia de la socialdemocracia: “Mantengo viva la pasión por unas ideas que sigo entendiendo plenamente vigentes. Más aún, esenciales, frente a una dialéctica como la actual, que amenaza con desbordar los últimos bastiones del estado del bienestar. Siempre me precié de ser hijo de esa creación política, del estado del bienestar, basada en la convicción de que no todos somos igualmente tratados por la vida cuando nacemos y crecemos. Y que por muy valioso y reconocido que deban ser el esfuerzo individual, el mérito y la excelencia, no todos gozamos de las mismas oportunidades en la casilla de salida. Por eso me comprometí con un ideario, el encarnado por la socialdemocracia, que partía de la necesidad de evitar que las desigualdades que nos marcan en la cuna se perpetúen hasta la tumba”.

MENSAJE A LOS ADVERSARIOS

Perea se despide trasladando “un afectuoso saludo a todos los miembros de la Corporación Municipal. A los que integran el actual mandato y todos aquellos con los que coincidí en el pasado”. Y recuerda que los enfrenamientos políticos vividos en el salón de Plenos “nunca deben quebrar la búsqueda de espacios de entendimiento ni formar la idea en la ciudadanía de que todo lo que rodea a la política es una puesta en escena en la que unos y otros se arrojan los trastos a la cabeza sin más justificación”.

Así, concluye su comunicado “pidiendo disculpas a todas aquellas personas que, en ejercicio de esta labor, hayan podido sentirse ofendidas o dolidas con mi actuación. Ni siquiera el calor del debate puede justificar que, en alguna ocasión, haya podido traspasar la línea del decoro y el respeto por el adversario político. Si así hubiera ocurrido, sirvan estas últimas palabras como sincera excusa al respecto”.

LEA AQUÍ LA CARTA REMITIDA A LOS MEDIOS POR JESÚS JAVIER PEREA

LEA AQUÍ LA REFLEXIÓN DEL EXCONCEJAL RODENSE PUBLICADA EN SU BLOG

Comparte con tus amigos










Enviar