ENTRE HISTÓRICAS PROTESTAS

El PP impone más recortes de derechos para los empleados municipales

28 diciembre 2012
  • La plantilla de la Policía Local, prácticamente al completo, ha mostrado su malestar con pancartas y pitadas a los miembros del equipo de Gobierno
  • Vicente Aroca se queda solo: no ha logrado ni un solo apoyo al nuevo acuerdo marco de funcionarios y al convenio colectivo del personal laboral que han visto la luz: “Se mantienen los puestos de trabajo”,destaca el alcalde
  • “Este desacuerdo marco es fruto de un plan de ajuste que se hizo como consecuencia de años de mala gestión y despilfarro que llevaron al Ayuntamiento a deber 4 millones de euros a los proveedores”, recuerda el líder del PSOE

El Partido Popular de La Roda se ha valido de su mayoría absoluta para imponer, en el pleno extraordinario celebrado este viernes, el nuevo acuerdo marco de los funcionarios municipales y el convenio colectivo del personal laboral, que contemplan nuevos recortes en los derechos de los trabajadores. La sesión plenaria se ha desarrollado en un ambiente extraordinariamente tenso, con una histórica protesta de la mayoría de la plantilla de la Policía Local de La Roda, uno de los colectivos más afectados por esta nueva regulación. Los agentes han abucheado al alcalde y su equipo de Gobierno, y han mostrado pancartas en las que se podía leer “Más negociación, menos imposición”.

Durante el debate del punto 8º, en el que se ha dado luz verde a este nuevo acuerdo marco y convenio colectivo, los policías presentes han dado la espalda a la corporación, como señal de protesta. Uno de ellos ha pedido –y obtenido- la palabra. En su exposición, el agente Emilio Ibáñez, hablando en nombre de todos los compañeros presentes en el salón de plenos, ha mostrado el malestar existente por la imposición de un acuerdo marco que es “un atropello” a los derechos laborales, por la falta de negociación efectiva y por “tergiversar la votación del acuerdo” en la mesa de negociación (2 votos a favor –los de los representantes del equipo de Gobierno-, 3 abstenciones y 5 votos en contra). Vicente Aroca, sin embargo, se ha apropiado de las abstenciones y ha hablado de 5 a 5, algo que ha indignado aún más a los asistentes, que han recordado que ningún representante de los trabajadores ha apoyado la propuesta.

“Es la consecuencia de una muy mala gestión”

Si el equipo de Gobierno ya se había quedado solo en la mesa de negociación, este viernes ha vuelto a hacerlo durante la celebración del Pleno. PSOE e IU han votado en contra del acuerdo marco y el convenio colectivo. “Es, más bien, un desacuerdo marco porque ningún funcionario lo ha apoyado”, ha recalcado el líder de la oposición, Alberto Iglesias.

En palabras del portavoz socialista, estos recortes son “fruto de un plan de ajuste que se hizo como consecuencia de años de mala gestión y despilfarro que llevaron al Ayuntamiento a deber 4 millones de euros a los proveedores”.

“Adaptarse a la realidad actual manteniendo los puestos de trabajo”

El portavoz del equipo de Gobierno, por su parte, ha defendido que los textos aprobados “han sido objeto de negociación en más de 20 reuniones celebradas por la Mesa de la que forman partes representantes de la corporación y del personal funcionario y laboral del Ayuntamiento”.

Constantino Berruga, entre los trabajadores que protestaban

Para el ejecutivo local, lo verdaderamente importante es que “después de un año de negociación con los representantes sindicales del Ayuntamiento y una vez escuchadas todas las propuestas y a todas las partes, se ha confeccionado finalmente el texto del acuerdo marco, con la principal premisa de mantener los puestos de trabajo de los empleados públicos del Ayuntamiento y el compromiso de no bajar las retribuciones de los mismos”. Algo que, según la oposición, no es cierto, puesto que se ha aprobado una bajada general de sueldos, se ha despedido a la informadora juvenil y no se ha prorrogado el contrato de la técnico del Plan Municipal de Drogas.

Pero el equipo de Gobierno insiste en que este nuevo documento se adecua “a la difícil situación económica del momento que nada tiene que ver con el anterior convenio colectivo el cual se negoció cuando en este Consistorio existía un remanente de tesorería positivo mientras que en la actualidad es negativo”.

Recriminaciones y burlas

Pese a lo tenso de la sesión plenaria, en la que todos los presentes destacan el nerviosismo del alcalde, no se ha producido ningún incidente de gravedad. Sí ha habido dos episodios destacables. El primero ha sido consecuencia de ese nerviosismo del primer edil: Vicente Aroca ha recriminado al policía que ha tomado la palabra su forma de vestir, al pedirle que se quitara las gafas de sol que tenía colocadas sobre la frente.

Además, a la salida del salón de plenos, el concejal del PP Javier González ha intentado mofarse de los trabajadores municipales presentes al aplaudirles “de forma despectiva” mientras protestaban: “Qué bien os lo pasáis”, ha dicho González, a lo que ha replicado un empleado público: “De qué te ríes, que este tema es muy serio”. El edil ha continuado “con actitud chulesca”, según los policías allí presentes, “lo que es un reflejo de lo que ha sido la supuesta negociación del texto”, añade.

Javier González, en el momento en el que aplaude a los trabajadores públicos

Poco antes de las 9 de la mañana, hora de inicio del pleno, había desplegados una decena de guardias civiles –de uniforme y de paisano- y algún policía nacional para evitar incidentes de importancia, aunque, finalmente, no han tenido que intervenir.

Comparte con tus amigos










Enviar