TRAS EL 14-N

Carta al concejal de Personal

19 noviembre 2012

  • El único trabajador del ayuntamiento que secundó la huelga se dirige al concejal de recursos humanos, Aurelio Blasco

Sr. Concejal de personal del Excmo. Ayto. de La Roda.

Pido perdón. Pido perdón por mi irresponsabilidad al apoyar y secundar la huelga que numerosas organizaciones sindicales y colectivos ciudadanos convocaron para el día 14 de noviembre. Pido perdón por mi insensibilidad con estos tiempos que me han tocado vivir. Pido perdón por haber contribuido, modestamente, al éxito de la huelga, y pido perdón por las perniciosas consecuencias que, según Vd., acarreará a este país el haber ejercido un derecho constitucional. Como todos saben ya, yo soy esa sola persona, de entre todos los trabajadores y trabajadoras municipales, atrevida, irresponsable, insensible y causante, junto a millones de ciudadanos y ciudadanas, de las perniciosas consecuencias que vaticina Vd. en su comparecencia ante los medios de comunicación y en la nota publicada en la página web del Ayuntamiento. D. Aurelio Alarcón, le reitero, pido respetuosa y humildemente perdón.

Lo que no le solicito es su absolución por considerar que la política de recortes de su partido, el Partido Popular, que desde el abuso de su mayoría absoluta, tanto a nivel local, autonómico y nacional, legisla de manera injusta, sin diálogo con otras fuerzas políticas, contra la mayoría de los ciudadanos; es por lo que me siento cabreado y legitimado para rebelarme y en consecuencia tomar medidas que intenten cambiar las normas injustas.

Existen millones de razones para la huelga. Una razón por cada uno de los cerca de seis millones de personas sin trabajo. Una razón por cada una de las familias desahuciadas, una por cada pensionista que ve como día a día su pensión pierde poder adquisitivo, y además, ahora tiene que pagar sus medicinas; una por cada joven sin futuro, una por cada niño al que se le recorta su derecho a una enseñanza pública de calidad, por la desprotección social de los parados a los que se les recortan prestaciones, por cada ciudadano que ve como se degrada la sanidad pública, por la brutal e injusta reforma laboral que ha hecho incrementar el número de trabajadores desempleados, por la subida de impuestos IVA e IRPF. Una por cada uno de los pequeños y medianos empresarios que se ven forzados a cerrar sus negocios, una por cada uno de los empleados públicos a los que se ha rebajado su salario, por el perdón a los defraudadores fiscales, por el recorte y privatización de los servicios públicos, porque hay dinero para rescatar a los bancos pero no para las personas, por… Como ve, son infinidad las razones para hacer una huelga. Las “perniciosas consecuencias” que usted augura, no son otras que las que está causando su partido en la gran mayoría de la población. La única forma que tenemos los ciudadanos para rebelarnos es la movilización social y la huelga que, por mucho que ustedes lo nieguen, ha sido un éxito de participación y que, además, ha servido para una mayor sensibilización social contra la política de recortes del PP. Para terminar, le diré una cosa Sr. Concejal: si los ciudadanos luchamos con los instrumentos que la ley pone en nuestras manos, podemos perder, pero ni no hacemos nada, estamos perdidos.

Firmado.- Herminio Cortijo

Comparte con tus amigos










Enviar