La puerta grande era para Pedrés

Etiquetas: ·
18 septiembre 2011

Salió a hombros en una puerta grande administrativa, de una más una, un novillero espigado y moreno llamado Víctor Barrio, de quien nos contaron que es de lo mejor del escalafón de novillero. Pero quien de verdad mereció los honores de abandonar la plaza sin pisar el suelo fue un anciano de pelo blanco, cara de sabio rural, que se llama Pedro Martínez, “Pedrés” en los carteles de la España del hambre.

Embistieron los seis novillos para soñar el toreo seis veces, se cortaron tres orejas tristes, sonaron siete avisos y no hubo un solo “ole” rotundo. No disfrutaron los novilleros en ningún momento aquel paraíso de embestidas, unas más suaves, otras más exigentes, siempre nobles, quizá por el desmesurado trapío de los utreros. No se trata de tener que matar novillos con cuajo de toros para luego, en figura, poder matar toros con cuajo de novillos.

Seguir leyendo en Mediaveronica.com

Comparte con tus amigos










Enviar