La piscina cubierta abrirá sus puertas en octubre, cinco años después de la firma del convenio entre Ayuntamiento y Junta

Etiquetas: ·
20 septiembre 2009

La instalación se incluyó en el Plan Cuatrienal 2002/2006. En julio de 2004, Sixto González firmó con el consejero Valverde un acuerdo para comenzar las obras. Antes, tanto el exalcalde como José Bono habí­an utilizado la piscina para hacer falsas promesas a los ciudadanos. “Llega a su fin una historia llena de despropósitos”, confiesan miembros del PP y PSOE

CRÓNICA LA RODA.- La piscina cubierta de La Roda abrirá sus puertas, por fin, durante la segunda quincena de Octubre, según ha anunciado el Ayuntamiento. El pasado viernes 11 de septiembre se completó el último trámite que faltaba: la firma del acta de recepción de la obra suscrita por el arquitecto del proyecto, un técnico de la Junta y un técnico de Gicaman, la empresa pública que ha terminado las obras. Con la rúbrica de este documento, la instalación pasa a ser propiedad del Ayuntamiento, que la ha financiado en un 40%, por el 60% que ha pagado el Gobierno de Castilla La Mancha.

“Solo falta realizar las pruebas de puesta en marcha de estas instalaciones para permitir que la apertura de la piscina sea segura”, afirma el equipo de Gobierno. Esas pruebas las hará Aqualia, empresa concesionaria del servicio. Tanto Aqualia como la concejalí­a de Deportes están elaborando trí­pticos informativos con toda la oferta, tanto de piscina como del gimnasio, incluidos precios y plazos de inscripción. Las instalaciones cuentan con un vaso de competición de seis calles y otro de enseñanza, además de tres duchas de hidromasaje y un jacuzzi, más un completo gimnasio.
“Una historia llena de despropósitos”

La piscina climatizada de La Roda ha sido, sin duda, la instalación más anhelada de la historia reciente de la localidad. Ya en la década de los 90, el Club de Natación alertó al Ayuntamiento de la necesidad de una piscina cubierta en La Roda, para no desaprovechar “el increí­ble potencial de jóvenes nadadores que habí­a”, según afirma un destacado monitor. Cada sábado, decenas de niños y jóvenes tení­an que desplazarse a Albacete para poder entrenar. “Competí­an con un solo entrenamiento a la semana y ganaban. La piscina debe ser un homenaje a esos chicos, olvidados por nuestro Ayuntamiento”.

La piscina cubierta no sólo suponí­a una necesidad para los jóvenes deportistas; cada dí­a numerosos ciudadanos con problemas de espalda tení­an que hacer 70 km para ir a Albacete y volver del único lugar en el que podí­an hacer sus ejercicios. Hubo que esperar hasta el Plan Cuatrienal 2002/2006 para que el Ayuntamiento presentase a la Junta toda la documentación requerida para la aprobación de una piscina climatizada. En 2004, el entonces alcalde, Sixto González, firmaba por fin con el consejero de Educación y Ciencia, José Valverde, un convenio de colaboración para la construcción de una instalación para la que el Gobierno regional aportaba un 60% del coste y que debí­a estar finalizada en 2006. Algunos concejales del PP hicieron todo lo posible para retrasar esa firma, por considerar que era “un capricho”. Otras fuentes apuntan a que el Gobierno regional retrasó al máximo el inicio de las obras de la piscina para presentarla como “proyecto estrella” de las campañas electorales del PSOE en La Roda, con el objetivo de conseguir la alcaldí­a.

Durante el transcurso de las obras, los trabajos se paralizaron hasta en dos ocasiones, debido a la quiebra de las empresas constructoras encargadas de llevarlos a cabo. La Junta tardó varios meses en volver a reiniciar las obras, a través de la empresa pública Gicaman. Varios expertos alertan de que lo que en 2002 iba a ser una piscina “moderna y funcional” en 2009, todaví­a sin estrenar, ya se ha quedado “obsoleta”.

Comparte con tus amigos










Enviar