Posibles claves electorales de La Roda

22 mayo 2007

Estamos a menos de una semana de la fecha que todos tenemos marcado en rojo: domingo 27.Probablemente transcurridas un par de horas del cierre de los colegios electorales conozcamos el ganador y el alcalde que regirá los destinos de La Roda los próximos cuatro años. Mientras tanto nos toca esperar y reflexionar.

Desde el atrevimiento, permí­tannos caer en él, intentaremos descifrar las claves de la contienda electoral. En primer lugar debemos fijarnos en el í­ndice de participación. Está cantada que la participación va a ser elevada, pero debemos ver hasta qué punto lo es. Un recorrido de nuestros polí­ticos a las dos y a las seis de la tarde por los colegios electorales puede marcar una tendencia. Desde casa ví­a internet también podemos ver estos resultados de participación accediendo a [http://www.mir.es->http://www.mir.es] aunque con el lógico retraso que conlleva recopilar y “colgar” los datos en la red. Creemos que más que observar si se produce una alta o baja participación en el total de la población hay que incidir en qué mesas electorales en concreto se acentúa una u otra tendencia. Ese sí­ serí­a un dato revelador. Así­, por ejemplo, una menor participación en el Colegio Electoral de Tomás Navarro Tomás o una alta en una mesa donde votan ciudadanos del barrio de La Goleta, que lo hacen en el Juan Ramón Ramí­rez, indicarí­an posiblemente un triunfo socialista. Probablemente la participación será parecida a la de 2003, dónde ya votamos cerca del 83% de los electores y la incógnita, por tanto, no pueda ser despejada antes del comienzo del escrutinio. Esa máxima de que cuánto más vote la gente mejores resultados para la
izquierda no está del todo clara en nuestro municipio. De hecho en la anterior cita, como ya hemos señalado, la participación fue muy alta y la victoria cayó del lado popular.

En el PP piensan que manteniendo los votos de hace cuatro años renovarí­an la alcaldí­a. Por el contrario para el PSOE una alta participación da más garantí­as de victoria. Ya decimos que el asunto no es claro, además de que retener todos los votos y querer ganar es una quimera. Igualmente una alta participación no presupone necesariamente la victoria de una determinada lista.

También debe ser motivo de análisis el incremento del censo. Contrariamente a lo que se pueda pensar el crecimiento no es exagerado, más bien serí­a moderado. Podemos cifrar en 350 el crecimiento neto. De 11.147 a 11495. Claro que este aumento podrí­a hacer variar el resultado final lógicamente. Con unos í­ndices de participación similares a los de hace 4 años votarí­an unas 270 personas más. Nos llama la atención que serán tan sólo 107 los ciudadanos de la Unión europea que podrán votar, en su mayorí­a de origen rumano. Debemos dar un tirón de orejas a nuestra administración local por no haberse implicado lo suficiente. Es curioso que de un colectivo tan numeroso tan sólo un centenar escaso se haya inscrito. Una mayor difusión habrí­a incrementado significativamente el censo. En otras poblaciones cercanas también ha sucedido lo mismo.

Además si miramos más detenidamente el censo podemos darnos cuenta de otras variaciones. Calculamos que serán 600-650 los nuevos electores de nacionalidad española los que podrán votar por primera vez , así­ como que 450 personas, aproximadamente, que estaban inscritas antes ya no lo están porque han fallecido. También hay electores que han variado su residencia: algunos que se han inscrito aquí­ y otros que se han dado de baja. Por poco, en unos cincuenta, el saldo es positivo. Haciendo los correspondientes cálculos coincidiremos en que hay 800 nuevas personas, entre unas y otras razones, que figuran en el censo. Por eso los partidos seguro que han elaborado sus programas teniendo en cuenta estos colectivos: juventud e integración social. No son decisivos por sí­ mismo, pero sí­ lo serán en su conjunto.

Para acabar no podemos dejar de lado el transcurrir de la campaña. Desgraciadamente no vamos a tener un cara a cara entre los cabezas de lista y los que pensábamos que sí­ nos quedamos con las ganas. Creemos que es una falta de respeto para los ciudadanos que el candidato popular no haya aceptado el envite de Delgado así­ como las excusas dadas. Pensamos que Aroca sabrá por qué hace esto, pero es difí­cil comprenderlo. Esperamos que se convoque el Pleno Extraordinario antes de la convocatoria para que se hable del tema “Sol-La Roda”, se den explicaciones convincentes y sobretodo que se deje hablar a todos los representantes polí­ticos. Los ciudadanos ya “hablaremos” en las urnas.


Eliseo Cantó.

Comparte con tus amigos










Enviar